Índice Case-Shiller

El precio de la vivienda en EE UU baja un 3,1% anual en diciembre

La caída del precio de la vivienda en Estados Unidos continuó moderándose en diciembre, cuando quedó en el 3,1% anual, frente al 5,3% de noviembre y al 7,3% de octubre, aunque en el último mes de 2009 se registró un descenso mensual que no esperaban los analistas, según informó hoy Standard & Poor's.

Esa entidad elabora periódicamente el índice Case-Shiller con el que se estudia la evolución de los precios de las casas en Estados Unidos, que han estado cayendo desde que estalló la burbuja inmobiliaria, hasta que tocaron fondo en abril de 2009. Desde entonces tienden a recuperarse lentamente.

Según los datos difundidos hoy, en las veinte mayores ciudades del país los precios cayeron en diciembre un 3,1% anual, mientras que en los diez principales núcleos urbanos el descenso fue del 2,4%, con lo que el coste de la vivienda está ya en un nivel similar al de verano de 2003.

En las veinte mayores ciudades del país los precios de las viviendas descendieron un 2,5% en los últimos tres meses de 2009 comparados con el mismo periodo de un año antes, algo que supone una significativa mejora si se compara con los descensos anuales cercanos al 19%, 15% y 9% observados en los otros trimestres de 2009.

Además, si se descuenta el efecto estacional de la época del año estudiada (habitualmente de menos actividad inmobiliaria), los precios del cuarto trimestre se habrían elevado un 1,6% respecto a los tres meses previos de 2009, lo que supondría el tercer avance trimestral consecutivo.

"El mercado inmobiliario está definitivamente en mejor forma que el año pasado, ya que el ritmo de deterioro se ha estabilizado", aseguró hoy el presidente del Comité de Índices de Standard & Poor's, David Blitzer, al presentar estos datos.

Sin embargo, advirtió de que el ritmo de recuperación que se observó durante los meses del pasado verano no se ha mantenido.

Además, sólo entre noviembre y diciembre los precios descendieron un 0,2%, lo mismo que un mes antes, algo que pilló por sorpresa a los analistas, quienes había pronosticado un mantenimiento del coste de las viviendas.

Sólo en cuatro de las veinte ciudades estudiadas se registró una subida neta del coste de las viviendas.

Entre ellas destaca Las Vegas, que logró su primer incremento mensual en tres años, aunque en los últimos doce meses los precios de sus viviendas acumulan un descenso del 21%.