La Bolsa, opción de inversión

Claves para ganar en mercados convulsos

Las aguas andan revueltas en la Bolsa y los inversores se preguntan si sigue siendo el activo de inversión más atractivo de cara a este año o si se han destapado nuevas oportunidades en otros mercados.

El pánico que se apoderó de los inversores hace dos semanas ha dado paso a una calma que aún está lejos del optimismo visto durante 2009. En este contexto en el que el nerviosismo está a flor de piel, la volatilidad ha vuelto a causar estragos en los índices europeos. En apenas mes y medio hemos visto al Ibex marcar un mínimo anual intradiario de 9.916 puntos el 5 de febrero, un mes después de que alcanzara un máximo en 12.200 puntos.

Los mercados de deuda tampoco han permanecido impasibles. El diferencial entre la deuda española a diez años y el bono alemán para el mismo período llegó a superar los 100 puntos básicos la semana pasada, regresando a los niveles registrados en el momento más álgido de la crisis. Tras estos acontecimientos, los inversores se preguntan si ha cambiado en algo el panorama respecto a lo previsto por los analistas a final de año.

Renta variable

Entre diciembre y enero, los analistas sacaron sus informes de previsiones para 2010 y la mayoría de ellos estaban de acuerdo en que la Bolsa sería el activo de inversión más atractivo a pesar de las espectaculares subidas registradas por los índices y que, en el caso del Ibex fueron en 2009 del 29%. Las cosas han cambiado poco desde entonces pese a los vaivenes que hemos visto en la renta variable en las últimas semanas. "En un mercado volátil y con tantas incertidumbres como el actual, es importante ser cauteloso y decidir bien donde invertir nuestro dinero", explica Victoria Torre, responsable de análisis y producto de Self Bank.

Otros expertos creen que la volatilidad de las Bolsas es algo "habitual teniendo en cuenta las fuertes subidas registradas el año pasado. Además, es normal en todo proceso de salida de la recesión que se den dos pasos para adelante y dos para atrás. No hay que alarmarse", asegura Juan Ignacio Crespo, de ThomsonReuters.

Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio, cree que a medida que se vaya consolidando la recuperación de la economía a nivel global, la Bolsa irá sumando posiciones pero entonces será tarde para entrar. Por ello, aconseja "empezar a tomar posiciones en este momento en el que los mercados están marcando un suelo".

Valores grandes con visibilidad en la generación de ingresos, con buena rentabilidad por dividendo y con balances saneados, son las apuestas de los analistas. Los sectores favoritos son aquellos que se han quedado algo rezagados y siguen ofreciendo potencial de revalorización, como telecomunicaciones y energía.

Vivienda

El precio medio de la vivienda cayó el 5,5% el pasado mes de enero , con lo que acumula un descenso del 15,4% desde el máximo que alcanzó en diciembre de 2007, según el índice que realiza Tasaciones Inmobiliarias (Tinsa) sobre vivienda libre. Sin embargo, el descenso que acumula el precio la vivienda en España no parece suficiente para que el 'ladrillo' vuelva a ser una interesante opción de inversión.

Los expertos creen que pensando desde un punto de vista de pura inversión, hay más claridad comprando en Bolsa de manera selectiva -invirtiendo en valores sólidas con buena rentabilidad por dividendo- que invirtiendo en el mercado inmobiliario. "Hay que mirar la Bolsa con objetivo de dos o tres años y así se conseguirá una rentabilidad por encima de la vivienda", explica Romero, de Unicorp Patrimonio.

El analista pone el ejemplo de un inversor que destina 200.000 euros a comprar acciones de Telefónica, lo que le garantizará una rentabilidad por dividendo del 5,83% mientras que si destina esa inversión a la compra de una vivienda, pensando en alquilarla, corre el riesgo de no sacarle rentabilidad teniendo en cuenta que el inquilino puede quedarse en paro y no pagar, añade.

Renta fija

La renta fija soberana ofrece escaso atractivo en estos momentos y "ya no es un activo refugio porque el riesgo de crédito se ha trasladado a los gobiernos", explica Alberto Morillo, de Consulnor. Por su parte, la deuda privada seguirá dado buenos rendimientos aunque mucho menores que los del año pasado.

Por su parte, desde BNP Paribas creen que los bonos corporativos siguen ofreciendo atractivas primas de riesgo en comparación con los bonos de gobierno. "Para los próximos 12 meses, todavía vemos que los bonos corporativos superarán a sus homólogos gubernamentales. Sin embargo, la rentabilidad total será mucho menos impresionante que en 2009, ya que el incremento de las rentabilidades de los bonos de gobierno pesará en la rentabilidad del crédito", explica la firma que ve potencial de mayores rentabilidades en bonos "investment grade" con menor calidad. Para esta categoría se necesita una mayor diversificación y es mejor optar por fondos de bonos.

Materias primas y divisas

Los expertos de Consulnor mantienen una visión estructuralmente positiva para el mercado de materias primas , apoyado principalmente en la mejora de las expectativas para el crecimiento mundial a lo largo del año y en la mayor demanda de las economías emergentes.

Las divisas podrían ser un complemento, aunque a medio plazo, por la infravaloración que ofrecen algunas monedas, como el dólar o algunas divisas emergentes, tal y como explica Victoria Torre, de Self Bank. La experta advierte que esta alternativa es únicamente para inversores expertos.

BNP Paribas espera un fortalecimiento del dólar , principalmente frente a la mayoría de las divisas no asiáticas y, especialmente, frente al yen y al euro. El banco central de Estados Unidos ha sido el más agresivo en el aumento de la liquidez a través de los recortes de tipos de interés y las medidas no convencionales. La Reserva Federal no tiene prisa por aumentar los tipos pero es muy probable que las medidas no convencionales no se renueven.