Se podrán enviar comentarios hasta el 18 de abril

La CNMV pone a consulta un informe que busca mejorar el control interno de la información financiera

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha puesto hoy a consulta pública un documento sobre control interno de la información financiera en las entidades cotizadas, al que se podrán enviar comentarios hasta el próximo 18 de abril de 2010.

El informe ha sido elaborado por un grupo de trabajo integrado por 13 expertos de sociedades cotizadas, las cuatro firmas de auditoría externa más representativas en los mercados de valores y el Instituto de Auditoría Interna, cuya creación fue aprobada por el Comité Ejecutivo de la CNMV el pasado 16 de abril de 2009.

El documento propone una serie de recomendaciones para la mejora de los sistemas de control interno sobre la información financiera de las entidades cotizadas que refuerce su fiabilidad. Para ello, el grupo de expertos ha revisado el actual marco normativo español en materia de control interno así como el de otros países de nuestro entorno.

No obstante, en la actualidad hay dos iniciativas legislativas que pueden afectar a los sistemas de control interno de las sociedades: el proyecto de Ley de Auditoría de Cuentas y el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible.

El primero fue remitido al Congreso de los Diputados en octubre de 2009 y otorga a los comités de auditoría competencia en la supervisión de la eficacia del control interno y los sistemas de gestión de riesgos.

Por su parte, el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible amplía el contenido mínimo del Informe Anual de Gobierno Corporativo (IAGC), requiriendo una descripción de las principales características de los sistemas internos de control y de gestión de riesgos en la emisión de información financiera regulada.

El grupo de expertos ha elaborado sus propuestas desde diversos ámbitos con el fin de mejorar el proceso de preparación de la información financiera en las sociedades cotizadas. Entre ellas, propone la modificación del IAGC para que las entidades informen sobre su sistema de control interno de la información financiera a partir de la aprobación de las iniciativas legislativas mencionadas.

Además, aboga por un marco de referencia voluntario de principios generales y buenas prácticas, cuya finalidad es ayudar a las entidades cotizadas en el diseño, implantación, funcionamiento y supervisión de sus sistemas de control interno sobre la información financiera.

Asimismo, trata de servir como guía de apoyo para las empresas al incluir los requisitos básicos de información que las entidades cotizadas deberían publicar sobre sus sistemas de control interno y como guía de actuación de carácter voluntario sobre cómo debería el Comité de Auditoría desarrollar la función de supervisión del control interno de la información financiera.

Entre las recomendaciones tambien incluye que las entidades que solicitan la admisión a cotización estén sujetas a los mismos requisitos de información sobre su sistema de control interno que las entidades ya cotizadas y la implicación del auditor externo con la elaboración de una revisión de alcance limitado sobre la descripción del sistema de control interno. En caso de no hacerlo, las entidades deberían informar de los motivos.