'Por causas económicas, productivas y organizativas'

Marie Claire presenta un ERE que afecta a 225 trabajadores de Castellón y Vilafranca

La dirección de Marie Claire reunió ayer a los sindicatos de la empresa para comunicar una propuesta de Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a un total de 225 trabajadores, tanto de las plantas de Castellón como la de Vilafranca.

La mitad de los ceses llegaría hasta la factoría de Vilafranca y la otra mitad hasta las instalaciones de Castellón, situadas en la carretera de Borriol. Según un comunicado de la empresa, "la medida está basada en causas económicas, productivas y organizativas".

Los trabajadores afectados pertenecen a los dos centros de trabajo de las áreas productivas, logística, administrativas y de ventas. Tras esta acción, la empresa considera que ha finalizado el proceso de reestructuración que ha venido ejecutando durante los últimos cinco años y que le permitirá afrontar los próximos ejercicios con una estructura "acorde a los niveles actuales de demanda, que se ha visto muy afectada durante los dos últimos ejercicios como consecuencia de la crisis de consumo".

Tras la ejecución de la medida, la compañía mantendrá un nivel de empleo de 650 personas, la mayoría de las cuales pertenecen al centro de trabajo de Vilafranca, donde se encuentra ubicada la fábrica de medias y calcetines.

En una asamblea de trabajadores, los representantes sindicales de Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores informaron sobre los planes de la compañía. No se descarta que en este proceso parte de los ceses laborales se puedan convertir en prejubilaciones que podrían afectar a entre 30 y 40 trabajadores, según la información inicial de los sindicatos. La empresa ha comunicado que hasta el próximo martes los trabajadores se podrán adherir de manera voluntaria al ERE.

El proceso conlleva el traslado de toda la producción hasta las instalaciones de Vilafranca. Mientras, el centro de trabajo de Castellón acogería las oficinas y el centro logístico. De este modo en Vilafranca se concentraría la producción textil, mientras que en Castellón seguiría el centro logístico.

Pese a la cifra inicial, ahora se abre un periodo de negociación con los sindicatos en el que se determinará de manera definitiva el número de trabajadores afectados por el ERE. Así mismo, el expediente deberá contar con la aprobación final de la Generalitat Valenciana.

Plan de revitalización

Tras tener conocimiento de la noticia, el alcalde de Vilafranca y diputado provincial, âscar Tena, se puso en contacto con todos los alcaldes de la comarca de Els Ports, ya que Marie Claire da trabajo no solo a vecinos de Vilafranca, sino muchas otras de las provincia de Castellón y Teruel.

El alcalde de Vilafranca señaló que se debe poner en marcha "de manera inminente" un plan de revitalización de las comarcas del interior. En este sentido, el primer edil reclamó financiación para finalizar lo más pronto posible el Centro de Día y Residencia de la Tercera Edad que se está construyendo con fondos del Plan E y Plan Confianza.

âscar Tena apuntó que desde la Generalitat Valenciana "se debe prestar apoyo a la localidad para que pueda desarrollarse lo más pronto posible el polígono industrial de Vilafranca en el que, al menos, habría instalaciones de mantenimiento para los parques eólicos de la zona".

Tena incidió en que "al contrario que en las zonas de costa, donde hay mayores servicios, la noticia afecta a toda la comarca de Els Ports, el Maestrat y a numerosas poblaciones de la provincia de Teruel". Marie Claire, que emplea a casi 800 personas, es la principal empresa de todo el interior castellonense y una de la primeras en volumen de trabajadores en la provincia de Castellón.