Paralización "hasta nuevo aviso"

Caixanova suspende renovación de su cúpula a la espera de que se resuelva la Ley de Cajas

La Comisión electoral de Caixanova, constituida para dirigir la renovación de sus órganos directivos tras aprobarse la reforma de la Ley de Cajas, decidió suspender de forma "provisional" el proceso, a la espera de que se resuelva el conflicto abierto con el Gobierno central, que derivó en la presentación de un recurso ante el Tribunal Constitucional. Precisamente, Xunta y Ejecutivo estatal, confían en llegar hoy a un acuerdo para resolver el desencuentro.

Según confirmaron a Europa Press fuentes de la caja, la Comisión electoral de la entidad, de la que es miembro el propio presidente, Julio Fernández Gayoso, se reunió el lunes y tomó la determinación de parar de forma provisional el proceso electoral abierto. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, informó hoy también de que el Ayuntamiento recibió la notificación de la suspensión del proceso.

En declaraciones a los medios, el regidor desveló que la Comisión electoral de la caja envió ayer una comunicación oficial por escrito al Consistorio mediante la cual le informaba de que dicha renovación quedaba "sin efecto hasta nuevo aviso".

De esta manera, se hace innecesaria, a su vez, la convocatoria de un pleno para nombrar a los representantes municipales en la nueva asamblea general de la entidad financiera. Caballero aseguró que esta suspensión se produce "como consecuencia" del recurso interpuesto por el Gobierno central a la Ley de Cajas gallega, con el que "se frena", dijo, la intención de la Xunta de "echar" a los representantes de Caixanova contrarios a la fusión con Caixa Galicia.

Fuentes de la caja con sede en Vigo explicaron que los responsables de dirigir el proceso de renovación, ante las circunstancias actuales y con un recurso de inconstitucionalidad formalizado, optaron por esperar una resolución. Así, se pusieron posteriormente en contacto con todas las entidades implicadas para informar de la decisión.

Con esta determinación, el sorteo para la elección de los representantes de los impositores, que estaba programado para el pasado lunes, no llegó a celebrarse. Por tanto, Caixanova puso en marcha la renovación, pero no se eligió, por el momento, a ningún nuevo representante para su cúpula.

Negociaciones

El alcalde vigués no profundizó sobre el contenido de las negociaciones mantenidas en Madrid entre la administración autonómica y la estatal pero señaló que en ellas "se le está diciendo" a la Xunta "que tiene que cumplir las leyes". Ambas partes manifestaron ayer que son optimistas respecto a dar hoy una salida, que requeriría previsiblemente algún cambio en el texto de la ley, así como pactos en la interpretación.

La conselleira de Facenda, Marta Fernández Currás, afirmó hoy que tiene "las mejores expectativas" para llegar a un acuerdo que provoque la retirada del recurso, sobre el que el Constitucional aún no se pronunció.

Por su parte, Caballero reiteró que la normativa aprobada por el Parlamento de Galicia contiene "preceptos que deben ser adaptados" porque el texto es "manifiestamente inconstitucional" e insistió en que también está prevista "una respuesta jurídica" por parte del Consistorio olívico.

Por último, Caballero criticó que el Gobierno gallego "quiera devaluar la presencia de Vigo" en la futura entidad financiera al mismo nivel que A Coruña. Al respecto, apuntó que la ciudad olívica "tiene derecho" a contar con representación al haber creado Caixanova y recordó que, en cambio, el Ayuntamiento de A Coruña "no fundó ninguna caja".