Rajoy acusa al presidente de perder toda la credibilidad

Zapatero encarga a Salgado, Blanco y Sebastián que negocien el pacto con la oposición

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, el ministro de Fomento, José Blanco, y el titular de Industria, Miguel Sebastián, intentarán encauzar el diálogo parlamentario con todos los grupos políticos para salir de la crisis.

El anuncio fue hecho esta mañana en el Congreso por José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha decidido formar una comisión integrada por estos tres ministros para canalizar el consenso político sobre cuatro grandes áreas: competitividad económica y creación de empleo, política industrial, reducción del déficit público y reestructuración del sistema financiero.

"Las reformas no se pueden demorar. Vamos a poner toda la carne en el asador para buscar acuerdos", ha dicho el presidente del Gobierno, quien ha recordado también la importancia en alcanzar un gran pacto en torno al futuro de las pensiones y el sistema educativo. Zapatero quiere tener cerrados todos estos capítulos que vincula al diálogo con los grupos políticos, empresarios y sindicatos antes del verano.

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha acusado a Zapatero de tener "la credibilidad bajo mínimos" y le ha puesto varias condiciones para aceptar el diálogo, todas ellas relacionadas con iniciativas parlamentarias aprobadas en los últimos meses en el Congreso: renuncia a la subida de impuestos, ajuste presupuestario de 10.000 millones para este año, reducción de altos cargos en un 25%, cambio de la ley presupuestaria para establecer límites de gasto en comunidades autónomas y ayuntamientos, destino de los 5.000 millones del fondo local al pago de facturas pendientes y aplicación estricta de la ley de morosidad. "Si hiciera todo esto, empezará a dar muestras de que se toma en serio las cosas", le ha dicho Rajoy a Zapatero. Y le ha dado otra alternativa: "Disolver las Cámaras porque hay una alternativa dispuesta a gobernar".