Continuará como consejero de la sociedad

Joaquín Rivero dimite de la presidencia de Gecina

El presidente de la inmobiliaria francesa Gecina, Joaquín Rivero, ha dimitido de la presidencia del consejo de Gecina. Rivero continuará como consejero de la sociedad, siendo uno de los principales accionistas, y se centrará en acometer nuevos proyectos inmobiliarios en España.

El empresario Joaquín Rivero
El empresario Joaquín Rivero

Joaquín Rivero, que mantiene el control de Gecina con el apoyo de su socio Bautista Soler, ha señalado que "tras cinco años de desarrollo de los planes estratégicos emprendidos desde mi llegada a Gecina, primero como presidente y director general, y en el último año como Presidente no ejecutivo del Consejo de Administración, y constatando que se han cumplido todos los objetivos marcados, hoy he presentado mi dimisión como presidente del Consejo para pasar a desarrollar otras funciones en las que creo puedo aportar más valor a la compañía".

"Durante este periodo, Gecina ha conseguido consolidarse como la primera inmobiliaria en Francia, batiendo cada año el récord de su beneficio recurrente, incrementando su dividendo, mejorando notablemente la calidad de cartera de inmuebles mediante la denominada rotación dinámica de activos y emprendiendo una diversificación de productos inmobiliarios nuevos (logística, hospitales, hoteles y residencias) que permitiese a la compañía cubrirse ante eventuales fluctuaciones de los diferentes subsectores inmobiliarios", añade el que hasta hoy era presidente no ejecutivo de la compañía.

Asismimo, Rivero señala que "dentro del Plan Estratégico figuraba como elemento determinante la diversificación geográfica. Los primeros pasos se acometieron en España con la compra de varios inmuebles y la participación del 49 % de Bami". "Habiendo constatado la falta de consenso en el Consejo de Administración para la continuación de esta política, he decidido apostar por el mercado español. En un mercado que conozco tanto, después de cuatro décadas dedicado al mismo y después de haber superado tres crisis inmobiliarias, estoy firmemente convencido que a partir de ahora se abren un enorme número de oportunidades, tanto de expansión corporativa como de negocio, incluyendo la promoción de viviendas", agrega.

"Una vez concluidos estos dos puntos vitales para Gecina y con el objetivo de buscar el bien de la sociedad, y especialmente el de los minoritarios, como uno de sus principales accionistas seguiré apoyando muy de cerca el desarrollo de Gecina en Francia, desde mi puesto de Consejero", explica Joaquín Rivero en su declaración.

El pasado 16 de junio, Rivero fue respaldado por la junta de accionistas de Gecina como presidente de la compañía con el respaldo del resto de los socios de referencia de la compañía, incluido Metrovacesa. La asamblea rechazó, con el 96,5% de los votos, la propuesta realizada por la asociación francesa de defensa de los accionistas minoritarios (Adam) de sustituir a Rivero al frente de Gecina.