Sus dueños, Carlyle y Vista, exigen a Hotetur 40 millones

Orizonia demanda a la hotelera de Marsans por impago

Orizonia, el grupo turístico participado por las sociedades de capital riesgo Carlyle y Vista Capital, presentó ayer una denuncia en un juzgado de Mallorca contra Hotetur, la cadena hotelera del grupo Marsans. El motivo es el impago de una deuda de 40 millones de euros.

Según explicaron fuentes financieras, la denuncia responde al impago por parte de Hotetur de una deuda de 40 millones de euros garantizada con hipoteca sobre el complejo hotelero Bellevue, en Alcudia. "La denuncia muestra la poca confianza de Orizonia en el futuro de Marsans: el precio del hotel posiblemente sea inferior a esos 40 millones, si presentan la denuncia puede ser porque estén pensando en una quiebra de Marsans", explicaron las fuentes consultadas.

El grupo Marsans no quiso confirmar la presentación de la demanda pero advirtió a través de un portavoz con el que se puso en contacto este diario que la deuda con Orizonia esta "suficientemente garantizada" con la hipoteca sobre el complejo hotelero y que en torno a ella vienen negociando ambas partes "en los últimos seis meses".

Según su web, Hotetur cuenta con más de 30 establecimientos en España (Mallorca y Canarias), Cuba (Habana y Varadero), México (Cancún y Manzanillo) y República Dominicana (Puerto Plata y Boca Chica). Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz-Ferrán, dueños de Marsans, fundaron Hotetur en 1992.

Carlyle, una de las mayores firmas de capital riesgo del mundo, y Vista Capital, sociedad de capital riesgo participada por Santander, cerraron la compra de Orizonia -la antigua Iberostar especializada en la actividad de viajes-, en el año 2006.

Grupo Marsans atraviesa serias dificultades desde que a finales del pasado año cerrara la aerolínea Air Comet. Los problemas de la aerolínea revelaron serias dificultades en Marsans, que trata de lograr financiación para mantener la actividad y evitar una posible entrada en concurso de acreedores. Se da la circunstancia que Santander, uno de los acreedores de Marsans, es a su vez accionista de Vista Capital, propietaria de Orizonia y que ayer presento una demanda contra Hotetur.

Marsans mantiene abierta una ronda de negociaciones con la banca acreedora para refinanciar una deuda de 120 millones y lograr otros 40 adicionales para mantener la actividad.

Carrera de venta de activos para hacer caja

Marsans está haciendo caja como puede para sortear la difícil situación que atraviesa. La filial de transporte por carretera, Trapsa, ha ingresado unos 70 millones de euros al vender al grupo Avanza dos concesiones de servicios de transporte de viajeros por carretera en el sur de la Comunidad de Madrid hace pocos días.

Las dos sociedades pertenecientes a Trapsa, que ha comprado Avanza son Transporte de Cercanías y Autobuses Urbanos del Sur (Busurba), que cuentan entre ambas con una flota de 156 autobuses y una plantilla de 435 profesionales. El Gobierno regional prorrogó en 2009 por 15 años esta concesión que está considerada en el sector como una de las más rentables, ya que mueve al año varios millones de pasajeros. Avanza invertirá más de 30 millones para modernizar el servicio.