Asociaciones de pensionistas y jubilados, en contra

Corbacho explicará el lunes en el Pacto de Toledo la reforma de las pensiones

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, comparecerá el próximo lunes a las 17:00 horas en la Comisión no permanente del Pacto de Toledo, para informar de la propuesta de reforma del sistema público de pensiones que contempla alargar la edad de jubilación a los 67 años.

Así lo confirmaron fuentes socialistas durante las comparecencias esta mañana en dicha comisión de los presidentes de la Confederación española de organizaciones de mayores (CEOMA), Luis Méler y de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados (UDP), Luis Martín.

Ambas organizaciones acudieron al Congreso para mostrarse en contra de aumentar la edad de jubilación y ampliar el período de cálculo de las pensiones. Desde CEOMA, Méler exigió la eliminación de la edad "obligatoria" de la jubilación a los 65 años porque "supone un retroceso en los derechos del trabajador" y pidió la "derogación" de la norma del Estatuto del Trabajador que regula la edad legal de jubilarse.

Los jubilados rechazan subir el periodo de cálculo

Abogó por una jubilación "voluntaria y flexible", al tiempo que alertó de que aumentar el período de cálculo de cotización para cobrar la pensión supone "superar el umbral de la pobreza para los futuros pensionistas".

Por su parte, el dirigente de UDP aseguró que "no es aceptable" prorrogar a los 67 años la edad de la jubilación ya que "antes deberían desincentivarse las prejubilaciones masivas que van a cargo del sistema de la Seguridad Social". Martín abogó porque los trabajadores se preparen "financieramente" para afrontar su jubilación y dijo que el Gobierno "debería promover una pedagogía de previsión".

Aseguró que las "reformas más importantes están pendientes" y aludió a la necesidad de implementar fórmulas "justas" entre el esfuerzo contributivo que realiza un trabajador y las prestaciones que recibe, al computarse sólo los últimos años de su vida laboral.

Al respecto, dijo que ampliar el período de cálculo de las pensiones más allá de los 15 años significaría una "merma" en las pensiones y exigió que los jubilados sean informados "de manera veraz", "sin alarmas", porque "la subsistencia de los jubilados depende de las pensiones y con las cosas de comer no se juega".

En este sentido, el presidente de CEOMA recordó que "muchos de los jubilados que cobran la pensión mínima sobreviven con 400 euros al mes" y que un 28% de los mayores españoles "corren el riesgo de ser pobres".

Luis Méler criticó que el Acuerdo de Negociación Colectiva 2010-2012 "imponga" la jubilación "forzosa" a los 65 años cuando "muchos mayores desean seguir trabajando y es un derecho que contempla la Constitución y de la Declaración Universal de Derechos Humanos".

Abogó por mantener el poder adquisitivo de los pensionistas, por revisar la fiscalidad de los mayores, en especial el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, y fomentar la vida activa, con planes de carrera específicos en las empresas y formación durante toda la vida laboral.

Freno a las prejubilaciones

Sobre las prejubilaciones pidió "suprimir" los incentivos que animan a que grandes empresas con beneficios acometan ERES que "pagamos todos" con la cotización a la Seguridad Social y negó que la entrada de jóvenes al mercado laboral aumente la productividad del trabajo. "No hay evidencia científica que demuestre la baja productividad de los mayores", aseveró, tras indicar que "apartarlos de la vida laboral puede suponer una muerte social".

CEOMA representa a más de 1 millón de mayores, integra a más de 40 organizaciones y 1.500 asociaciones, mientras que UDP integra a 2.000 asociaciones y 1,5 millones de personas y está presente en Francia, Suiza y Alemania.