Tras el polémico 'hijoputa' de Aguirre

Gallardón: "Una conversación privada refleja la autenticidad de los sentimientos"

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, eludió hoy decir si se fía de la presidenta de la Comunidad y el PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y subrayó que su obligación es "seguir trabajando con ella" como responsables de dos administraciones públicas que deben colaborar. No obstante, apuntó que "una conversación privada refleja la autenticidad de los sentimientos", en alusión al 'hijoputa' que dijo Aguirre y que captó un micrófomo abierto durante una conversación privada con Ignacio González.

En una entrevista a la cadena CNN+ recogida por Europa Press, el primer edil afirmó con un "sí" tajante que se fía del presidente de su partido, Mariano Rajoy, ya que nunca le ha dicho "cosa distinta en público y en privado", pese a haberle negado algunas peticiones, una actitud que a su juicio "inspira confianza en un político y en una persona".

Sin embargo, al ser preguntado si confía también en Aguirre, el primer edil respondió que lleva "muchos años trabajando con ella" y que su "obligación es seguir, porque ella es presidenta de la Comunidad de Madrid" y él, alcalde de la capital. "La confianza es un sentimiento personal, y mi obligación con los madrileños es que ninguna distancia personal afecte a lo que es el bienestar y la buena gestión de las administraciones", apostilló.

Ofensa a un compañero

Aún en relación con Aguirre, el primer edil fue preguntado si se sintió ofendido por el 'hijoputa' robado por un micrófono abierto a la presidenta cuando hablaba de Caja Madrid. "El hecho de que fuera yo o un compañero mío (al que se refería ese 'hijoputa') no hace que disminuya mi ofensa. No me ofende menos que fuera un compañero del Ayuntamiento el que recibió esa calificación a que fuera yo mismo, eso es indiferente", opinó.

En cualquier caso, coincidió con las tesis de la presidenta de que "es verdad que una conversación privada, evidentemente, es muy difícil someterla después a un juicio de reproche disciplinario o político como si fueran unas declaraciones ante la prensa", pero apuntó que "una conversación privada refleja la autenticidad de los sentimientos".

Sin embargo, compartió la decisión de la dirección nacional del PP de no abrir ningún expediente a Aguirre sobre este asunto. "Un partido tiene que trabajar a favor de los ciudadanos, en primer lugar, y del propio partido, después. En estos momentos, en beneficio de los ciudadanos, tenemos que seguir trabajando, mirando adelante y no plantear exigencia de responsabilidades por esto", afirmó.

Además, según él, los ciudadanos al final no tendrán en cuenta las rencillas que permanentemente mantienen presidenta y alcalde, ya que lo que valoran que, "existiendo diferencias personales, las administraciones trabajan juntas" en multitud de temas importantes.

"Yo creo que los ciudadanos es lo que valoran, que ninguna diferencia personal signifique una distancia de trabajo conjunto en su beneficio. æpermil;sa es mi obligación, yo me debo a los ciudadanos, pero mis sentimientos son míos", explicó.

Asimismo, manifestó su total deseo de que Rajoy gane las próximas elecciones generales y, al ser preguntado sobre si considera que Aguirre también quiere eso, opinó que "pensar lo contrario sería hacer una acusación tan absolutamente grave contra ella que estaría fuera de lugar".

Apoyo incondicional a Cobo

Con respecto al vicealcalde de la capital y su 'mano derecha' desde hace muchos años, Manuel Cobo, el regidor madrileño recordó que "no es sólo que tenga una relación de coincidencia política o de apoyo político, que también, sino que además" tiene "una relación de profunda amistad con él".

"Y cualquier cosa que haga Manuel Cobo tendrá siempre el apoyo de Alberto Ruiz-Gallardón", recalcó, asegurando a renglón seguido que entiende sus críticas a la intervención de Aguirre en el proceso de renovación de los órganos de dirección de Caja Madrid.

Según él, "todo lo que hizo Cobo lo hizo desde la lealtad al partido". "Luchó por que la crisis de Caja Madrid se resolviese a favor de la Presidencia de Rodrigo Rato, cosa que ocurrió, y protestó enérgicamente contra el hecho de que alguien estuviese investigando su vida al margen de la autorización de la ley, cosa que en estos momentos sigue en trámite judicial".

Con respecto a este tema, recordó que "está en los tribunales y serán ellos los que digan" lo que corresponda, aunque destacó que "los indicios parecen confirmar que se produjo un espionaje, y el juez deberá determinar quiénes fueron".

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, rechazó hoy referirse a las declaraciones del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ayer en CNN+ y se preguntó "si es que ahora" se comentan las conversaciones privadas.