Denuncian prácticas 'abusivas'

Los consumidores se rebelan contra las hipotecas que tienen suelo

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se ha dirigido a los grupos parlamentarios para pedirles que actúen en contra las "abusivas" cláusulas suelo de las hipotecas que impiden a los consumidores aprovecharse de las bajadas de los tipos de interés.

La bajada de los tipos de interés de los préstamos no siempre redunda en beneficio de los consumidores, pues muchos de ellos firmaron préstamos hipotecarios que incluyen cláusulas suelo, explica la organización.

Estas cláusulas, impuestas a los consumidores por las entidades financieras, no respetan el equilibrio entre las partes, al limitar la variación de los tipos de interés, impidiendo que el tipo final aplicado al consumidor baje de un determinado nivel aunque descienda el índice al que está referenciada la hipoteca.

Para la OCU, la presencia en un contrato de una de estas cláusulas podría ser considerada como abusiva por falta de reciprocidad, tal y como se recoge en el Art. 87 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y otras leyes complementarias, por el claro desequilibrio que su aplicación supone para las partes.

A su parecer, para proporcionar una mayor protección a los consumidores habría que incluir en dicha ley una referencia a estas cláusulas suelo, impidiendo que sean "impuestas" en los contratos por parte de las entidades financieras.

Hasta más de 2.000 euros anuales

Las cláusulas suelo encarecen una hipoteca media hasta 2.000 euros anuales, según denunció hoy la organización de consumidores Facua, que reclama al Gobierno la eliminación de estos topes aplicados al interés que paga el deudor.

Las cláusulas suelo, que impiden a los titulares de hipoteca beneficiarse de las rebajas de los tipos de interés a los que está referenciado el crédito, oscilan desde el 1,25 y al 4,95%, según cálculos de la organización.

Facua demanda al Gobierno que proteja los intereses de los usuarios y "deje de mirar hacia otro lado ante la aplicación de estas cláusulas suelo que están beneficiando de forma abusiva a la banca".

En este sentido, valora positivamente la proposición no de ley que registra este lunes el grupo parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso en la que, haciéndose eco de las reivindicaciones y análisis de la asociación, solicita al Gobierno que ponga fin a las cláusulas suelo.