Prevé facturar un 6% más durante 2010

Farmasierra vende la licencia para dos fármacos en ocho países europeos

El laboratorio Farmasierra ha logrado vender la licencia para dos de sus productos en ocho países europeos. La compañía prevé ingresar un 6% más en 2010, hasta los 38 millones.

El laboratorio Farmasierra ha logrado vender la licencia para dos de sus productos en ocho países europeos. En concreto, otras farmacéuticas se encargarán de la distribución y comercialización de estos medicamentos de la española en Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Polonia, República Checa, Eslovenia y Rusia.

Además de estos acuerdos, la empresa ha cedido las licencias de tres productos en España y dos más en Reino Unido e Irlanda, tal y como explicó Tomás Olleros, presidente del grupo Farmasierra a Cinco Días. El directivo también avanzó que están "en conversaciones" para licenciar estos fármacos, basados en el principio activo del ibuprofeno, en Italia y Portugal y otra licencia más en España.

Durante 2009, ha puesto en el mercado tres nuevos fármacos. Olleros prevé que esta tendencia se mantendrá en 2010 y a medio plazo. "Queremos lanzar no menos de tres productos anuales", afirma.

La farmacéutica, que está centrada en "las actividades de I+D, manufactura, distribución y comercialización", está a punto de terminar un proceso de inversión en sus instalaciones de producción y distribución para "enfocar el modelo de negocio al entorno farmacéutico que está sufriendo su propia consolidación". Este proceso supondrá incrementar su facturación en un 6%, hasta los 38 millones. La compañía cerró 2009 con unos ingresos de 36 millones.

En concreto, en el área de manufactura prevé aumentar su capacidad de facturación en un 10% por la producción de sus productos más vendidos, llamados Carbocal, Astefor e Ibustick y por la "centralización de la fabricación mundial de productos para varias compañías", afirmaron.

Farmasierra dedica el 90% de su capacidad de producción para terceros, como Pfizer. Los productos propios sólo suponen el 10% de su volumen. Tiene una fábrica en San Sebastián de los Reyes y otra en Alcorcón, ambas en Madrid. "Estamos recibiendo peticiones de clientes que quieren concentrar la producción mundial de algunos de sus fármacos en nuestra planta para garantizar el suministro y reducir costes", afirma Olleros. La empresa ha llevado a cabo un proceso de ampliación de la capacidad, que estará completado en 2012. Supondrá alcanzar los 100 millones de unidades anuales, un 42% más de lo que fabrica actualmente.

Además, en el primer semestre de 2010, pondrá en marcha su nuevo centro de distribución en Cabanillas del Campo (Guadalajara). Permitirá "triplicar la capacidad de distribución", que ya tienen desde su almacén central de Daganzo así como "prestar nuevos servicios a sus clientes", explicaron.

La compañía cuenta con una plantilla de 220 personas.