Déficit excesivo

La CE pide que Eurostat pueda auditar datos para evitar casos como el de Grecia

La Comisión Europea formalizó hoy su petición de dotar de poderes de auditoría a la oficina de estadística comunitaria, Eurostat, para que verifique 'in situ' los datos proporcionados por países inmersos en un procedimiento por déficit excesivo y evitar escándalos como el de los datos económicos falsos de Grecia.

"Esta propuesta de que Eurostat tenga poderes de auditoría reforzaría sustancialmente la capacidad de la Unión Europea para detectar el envío de datos estadísticos incorrectos", dijo el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, el finlandés Olli Rehn, en un comunicado.

Rehn confió en que el Consejo (los gobiernos de los estados miembros) y el Parlamento Europeo "adopten este reglamento pronto" para "trabajar juntos más efectivamente en mejorar la calidad y fiabilidad de las estadísticas fiscales de los gobiernos".

El nuevo titular de Asuntos Económicos y Monetarios, sin embargo, insistió en que cada estado miembro seguirá teniendo "la responsabilidad de proveer de información exacta y fiable sobre sus cuentas nacionales y finanzas públicas". "Esto es esencial para el funcionamiento de la zona euro y para la confianza mutua en el seno de la Unión Europea", enfatizó.

Según la reforma propuesta hoy por la Comisión Europea, Eurostat podría efectuar "visitas más frecuentes y regulares" a los organismos de países que estén inmersos en un procedimiento por déficit excesivo, que deberán dar acceso a Eurostat a información relevante de cómo garantizan la calidad de los datos fiscales. Además, cuando un examen identifique "problemas específicos, Eurostat podrá conducir visitas metodológicas adicionales".

La propuesta de dotar de una auténtica capacidad de comprobación al organismo estadístico europeo fue relanzada hace semanas por el entonces comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, tras la publicación de un informe en el que la Comisión Europea acusaba a Grecia de haber enviado datos falsos sobre su déficit de manera reiterada. Almunia no pudo formalizar la propuesta, porque la Comisión Europea estaba en espera de relevo, y se ocupaba sólo de los asuntos corrientes.

No es la primera vez que Almunia, ahora titular de Competencia, solicitaba una medida similar, pues el español pidió poderes de auditoría para Eurostat que el Consejo le negó, hace años. Unos poderes que, a su juicio, hubieran evitado lo ocurrido con Grecia.