El nuevo grupo tendrá una red de 750 oficinas

Las cajas comarcales catalanas se fusionarán bajo la marca Unnim

Las cajas de Sabadell, Terrassa, Girona y Manlleu han optado finalmente por la marca comercial Unnim para identificar la red de 750 oficinas del nuevo grupo. El proceso de selección ha durado seis meses, después de abrir un concurso de ideas entre la plantilla, que presentó hasta 9.000 propuestas.

La agencia Morillas, especializada en identidad de marca, ha llevado todo el proceso de creación del nombre y el desarrollo de la marca, que refuerza el concepto de "unión", incorporando una doble n, que sumando la m representa los puentes tendidos entre las cuatro cajas que se integran. Asimismo, el lema corporativo que acompaña la denominación comercial es "la caja que suma". Aunque la marca ha descartado utilizar la palabra caja en la marca, el logo recuerda la c y la u de unión. Finalmente, el color corporativo escogido es el blanco.

Las cuatro entidades emitieron el viernes un comunicado en el que destacaron que la fusión está en "la recta final de su tramitación", ya que esperan que en los próximos días el Banco de España apruebe el plan de integración y la Comisión Europea (CE) dé el visto bueno definitivo para que se puedan convocar las asambleas generales. Las cuatro cajas catalanas han solicitado unas ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de 500 millones de euros, cifra que cumple con el límite del 2% sobre los activos ponderados por riesgo de la nueva entidad. El director general de Caixa Sabadell, Jordi Mestre, explicó esta semana que si se cumplen todos los plazos previstos, las respectivas asambleas podrían convocarse en la primera quincena de abril, y la fusión podría ser operativa en junio próximo.