Jaume Gotanegra. Director general de Riva y García Fincas

"En 2009 vendimos el doble de pisos"

La combinación de la intermediación en la venta de pisos y la administración de comunidades mantiene su negocio.

La firma Riva y García Fincas emprendió a finales de los años noventa una reestructuración de su negocio y su accionariado y basó parte de su crecimiento futuro en la adquisición de otras empresas de servicios inmobiliarios.

La crisis inmobiliaria y financiera paralizó ese modelo de crecimiento. Sin embargo la empresa "supo reaccionar a tiempo y hoy podemos decir que en 2009 vendimos casi el doble de pisos que en 2008". Los números que maneja Riva y García Fincas no son comparables a los de las grandes promotoras y comercializadoras (unos 50 pisos vendidos al año), pero su experiencia en los años de la peor crisis inmobiliaria española pueden servir de ejemplo.

Entre 2002 y 2007 Riva y García Fincas adquirió Fincas Monera, Gesprosa y Adinur. Justo antes de la crisis, ¿no fueron inversiones que ahora están pasando factura?

En realidad no. En 2007 paralizamos la expansión inorgánica. A finales del año 2006 ya vimos que vender pisos era muy complicado y tomé una serie de decisiones. En todo caso Riva y García Fincas no es sólo una agencia comercial, su negocio tradicional ha sido la administración de comunidades de propietarios y ese negocio sostiene la actividad, sus ingresos son recurrentes.

¿Qué tipo de decisiones se tomaron?

Revisé todos los procedimientos comerciales, nos centramos sólo en la actividad en el centro de Madrid y Barcelona y optamos por vender pisos con precios realmente ajustados. Gracias a eso en 2009 intervinimos en operaciones por 9,1 millones, el doble que en 2008.

No hay muchas firmas ahora que digan que sí venden pisos.

Nosotros sí vendemos pisos. Ahora nos encontramos con colas de gente esperando a ver los pisos cuyos propietarios nos encargan la venta. En el último año nos ha ocurrido poner un piso a la venta, tener 16 visitas al día siguiente y que una de ellas se lo quede.

¿Estudian retomar ese crecimiento a base de adquisiciones?

Ahora estamos potenciando otras áreas. Hemos puesto en marcha el ofrecimiento de servicios jurídicos asociadas a la gestión de patrimonio inmobiliario. El volumen de morosidad en las comunidades de propietarios se ha incrementado; nosotros ofrecemos al administrador que alquila el servicio de un bufete jurídico para cobrar el alquiler, el propietario no tiene así que tratar con el inquilino.

¿Han percibido también una caída del precio de la vivienda importante?

Creo que ha habido reducciones de hasta el 45% en el precio entre 2006 y 2010. Esta caída es muy difícil de asumir por los propietarios, pero las cosas no cuestan algo sino que valen algo, y ese valor lo pone siempre el comprador.