Rentas de inserción

El PP descarta obligar a sus comunidades a costear las ayudas de 426 euros

El PP dará libertad a las comunidades autónomas donde gobierna que decidan si se hacen cargo de las ayudas mensuales de 426 euros que el Estado ha dado hasta ahora a más de 300.000 parados que agotaron todas sus prestaciones en 2009. La secretaria general del principal partido de la oposición, María Dolores de Cospedal, dijo este viernes que las comunidades ya tienen establecida en su mayoría la llamada renta de inserción, pero que comprende que en momentos económicos tan difíciles no estén en condiciones de ampliar estas ayudas.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho reiterados llamamientos a las comunidades para que asuman el coste de estas ayudas una vez que las deja de dar el Gobierno central. La semana que viene, vence el plazo para cerca de 300.000 parados y el Consejo de Ministros del viernes acaba de abrir otro nuevo para 200.000 parados más. Pero buena parte de las comunidades no están dispuestas a asumir este coste por considerar que no participaron en la decisión que llevó al Gobierno a conceder este tipo de ayudas. Las rentas de inserción se rigen, en las comunidades donde están vigentes, por unos baremos relacionados con la situación familiar y social de los solicitantes.

"No le vamos a decir a las comunidades donde gobernamos que financien las ayudas de los 426 euros porque creemos que sólo son medidas paliativas", señaló De Cospedal. En su opinión, la mayoría de las comunidades carecen de presupuestos para hacerse cargo de tal financiación.

Apoyo coyuntural

Si fuera necesario votar en el Congreso de los Diputados la prórroga de estas ayudas concedidas por el Gobierno central a otros 200.000 parados, el voto del PP sería positivo. No es una contradicción, dijo Cospedal, pues se avalaría "por mera responsabilidad".