Durante una asamblea extraordinaria

Los accionistas de Spyker respaldan la compra de Saab

Los accionistas del pequeño fabricante automovilístico holandés Spyker respaldaron hoy la compra de la sueca Saab al gigante General Motors (GM), durante una asamblea extraordinaria que analizó los detalles de la operación.

"La propuesta de compra de Saab fue aceptada por la gran mayoría", anunció el consejero delegado, Victor Muller, durante una conferencia de prensa telefónica. La operación pondrá la histórica marca sueca en manos de una pequeña compañía que apenas produce varias docenas de coches deportivos de lujo y que también es deficitaria.

La votación tuvo lugar después de que Muller explicara a los accionistas los términos del acuerdo con General Motors. Así, señaló que, de los 74 millones de dólares en metálico que supondrá la operación, faltan por financiar 24 millones.

Una posibilidad sería recurrir a un préstamo bancario, aunque como dijo a Efe un portavoz de Spyker, Mike Stainton, "hay varias posibilidades" de cómo financiar ese tramo, lo que se verá "en su momento", ya que por ahora "no es urgente".

La operación se cifró en 400 millones de dólares, de los que 326 serán en forma de acciones que suscribirá la propia General Motors. El otro elemento importante de la operación es un préstamo de 400 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que ha sido garantizado por el Gobierno sueco, un aval ya autorizado por la Comisión Europea.

Muller recordó que la estrategia es que Saab funcione como una compañía separada de Spyker y que se centre en tres modelos (9-3, 9-5 y 9-4X), con unos costes de desarrollo de nuevos vehículos de unos 1.000 millones de dólares. No se descarta un modelo más pequeño, el 9-1, pero como no forma parte del plan de negocio su desarrollo requeriría financiación adicional, que por ahora no está prevista.

El objetivo de Muller es que Saab vuelva a la rentabilidad en 2012, después de que sus ventas durante 2009 no llegaron a las 40.000 unidades, tras las 94.700 del año precedente.

El consejero delegado de Spyker no descarta retirar a la compañía de la bolsa de Amsterdam, después de que la producción de sus deportivos se ha trasladado desde la sede de la empresa en Zeewolde (Holanda) a Coventry (Reino Unido), donde ha comenzado el montaje esta misma semana. "Estudiamos la posibilidad de una doble cotización en bolsa de Saab-Spyker, en Estocolmo y Londres", indicó.