Blanco: El ajuste presupuestario de Fomento no afectará a la alta velocidad

El ministro de Fomento, José Blanco, aseguró esta tarde en A Coruña que el ajuste de 1.760 millones de euros que experimentará su departamento no afectará a ningún plan de alta velocidad en marcha, ya que el ferrocarril, tanto en su vertiente de pasajeros como en la de mercancías, es prioritario en su cartera.

Blanco, que esta tarde compareció en rueda de prensa junto con el comisario de Transportes de la Unión Europea, Siim Kallas, tras la reunión informal de ministros del ramo que se celebró en Palexco, indicó que el objetivo del ajuste es "tratar de hacer más con menos dinero" y ofrecer "respuestas nuevas a una situación económica nueva".

"Habrá austeridad y eficacia", que pasarán, entre otras medidas, por la actualización del Plan Estatal de Infraestructuras de Transporte (PEIT) del que se retirarán las actuaciones que no se consideren necesarias ni justificadas económicamente, explicó.

No obstante, Blanco remarcó que el ferrocarril es la prioridad del Ministerio de Fomento, como demuestra el hecho de que se lleva más de la mitad del presupuesto, y aseguró que "ningún plan de alta velocidad en marcha se va a ver mermado por el recorte".

Otras de las actuaciones que llevará a cabo el departamento que dirige serán la unificación de empresas públicas, la disminución de cargos directivos y, según anunció Blanco, la presentación antes de tres meses de un plan de austeridad "capaz de amortiguar el ajuste ordinario sobre el presupuesto", de manera que la colaboración público-privada permita mantener la inversión en niveles similares a los presupuestados, en torno a 30.000 millones de euros.

"Si en 2010 hemos licitado obra pública por 30.000 millones de euros, mantendremos el mismo importe para 2011 y 2012", sentenció.