Equivale al 74% de su plantilla

La constructora Ploder pacta despedir a 188 empleados antes de declararse insolvente

La constructora Ploder Uicesa, que tiene previsto declararse en concurso voluntario de acreedores antes del próximo 23 de febrero, ha presentado ante el Ministerio de Trabajo un expediente de regulación de empleo (ERE) para rescindir 188 puestos de trabajo, que equivalen al 74% de su plantilla.

El ERE, que tendrá un coste de 1,6 millones de euros, supone la extinción de 150 empleos de forma inmediata, mientras que el resto de trabajadores afectados abandonarán la empresa antes de que finalice el año, conforme terminen las obras en curso, según informaron fuentes sindicales.

Los representantes de los trabajadores acordaron con la empresa el pago de una indemnización de 36 días por año trabajado, con un límite de 16 mensualidades.

Para abonar esas compensaciones, la constructora se ha comprometido a depositar el importe prometido en una cuenta bancaria independiente, controlada por un representante de los trabajadores y por otro de la empresa.

La constructora Ploder Uicesa está negociando 'in extremis' con sus acreedores un plan de pagos anticipado antes de declararse insolvente.

La constructora, que tiene una deuda de 315 millones de euros -200 millones a entidades financieras y 115 millones a proveedores- trasladó en enero a sus clientes la propuesta anticipada de convenio, que contempla un aplazamiento de tres años en el pago de los créditos y una quita del 40% en la cuantía de los mismos que supera lo establecido en la Ley Concursal.

La empresa aún no ha presentado el concurso voluntario de acreedores porque se ha acogido al artículo 5.3 de la citada ley, que le permite la posibilidad de negociar durante tres meses con sus acreedores para alcanzar un acuerdo previo, y declararse insolvente antes de que termine el mes siguiente.