Para ahorrar 120 millones al año

Blanco anuncia una rebaja del 15% en las tasas aéreas en dos años

El año que viene, las tasas aéreas se reducirán un 8% y en 2012, otro 7%. Así lo ha anunciado esta mañana en el Congreso el ministro de Fomento, José Blanco, durante la convalidación del real decreto que devuelve a este departamento el control de la navegación aérea.

El exministro de Fomento, José Blanco.
El exministro de Fomento, José Blanco.

Con las rebajas de las tasas anunciadas por José Blanco, éstas se situarán en la media de los cinco países europeos con más tráfico aéreo. La medida supondrá un ahorro anual de 120 millones de euros, que afectarán positivamente al balance de las compañías aéreas y a la rebaja en el precio de los billetes, ha dicho el ministro.

Blanco ha expuesto en el Congreso que de haberse aceptado las últimas propuestas del colectivo de controladores, con los que se continúa negociando, su coste se hubiera disparado hasta los 910 millones de euros anuales en 2012, frente a los 272 millones de Alemania o los 300 de Francia. "España no se lo puede permitir. No podemos seguir pagando por un servicio público más del doble de lo que se paga como media en Europa, es incompatible con nuestra economía", ha argumentado el ministro.

Entre los motivos que han llevado a Fomento a modificar la ley de navegación aérea mediante un real decreto que, pese a entrar ya en vigor, será tramitado como proyecto de ley, figura la eliminación de buena parte de los privilegios hasta ahora reservados a los controladores. Se suprime, por ejemplo, la posibilidad de que se prejubilen a los 52 años cobrando hasta los 65 años una media de 170.000 euros anuales sin trabajar, ha recordado José Blanco.

El real decreto retira al colectivo de controladores la organización de su propio trabajo e introduce un nuevo criterio que reduce las horas extras y su alto coste. Según ha explicado al Congreso el titular de Fomento, una de cada tres horas de trabajo tenían esta consideración y se pagaban un 165% más caras que las horas normales, algo que la Intervención General del Estado venía objetando desde 1999. "Si todos los trabajadores cobraran el triple por cada hora extra no habría una sola empresa que pudiera resistirlo", ha mantenido Blanco.

El real decreto también contempla sanciones por incumplimientos graves y prevé, incluso, la posibilidad de recurrir a despidos disciplinarios.

Blanco ha dado a entender que los controladores, de no haberse aprobado este real decreto, hubieran organizado una huelga al uso coincidiendo con las vacaciones de Semana Santa, ya que el acuerdo extra estatutario con ellos vencía el próximo 31 de marzo, fecha a partir de la cual "Aena no hubiera podido garantizar la prestación del servicio". En el control de la navegación aérea, ha concluido Blanco, "está comprometido el interés público".

La convalidación parlamentaria del Real Decreto ha contado esta mañana con el respaldo del PSOE, el PP CiU, el PNV, ERC y el Grupo Mixto. El portavoz del PP de Fomento, Andrés Ayala, ha votado favorablemente la convalidación de esta iniciativa parlamentaria, pero ha criticado con dureza la gestión de Aena, que este año sumará un déficit de explotación de 421 millones, así como la "precipitación" con la que Fomento, a su juicio, ha metido en vereda a los controladores después de "haber dejado que el problema se enquiste".

El portavoz de IU, Gaspar Llamazares, ha justificado su negativa a votar a favor de esta medida por el método -"para abolir privilegios también hay que guardar las formas", ha alegado el diputado- y por su oposición a la "privatización de las torres de control". En los aeropuertos con poco tráfico, podrán ser empresas privadas la que asuman su control.

Para el portavoz de Fomento del PSOE, Rafael Simancas, el Gobierno ha actuado frente a los controladores de forma "positiva y valiente".