Negociar 900 despidos

Opel presenta los dos expedientes para Figueruelas

General Motors propone cubrir los 900 despidos previstos en la planta por contratos de relevo

General Motors propuso ayer al comité de empresa de la planta de Figueruelas cubrir los 900 despidos en la planta por contratos de relevo, con lo que vendrían a eliminarse las bajas forzosas. La mayoría del comité consideró positiva la propuesta, aunque deberá ser ratificada por las asambleas de trabajadores.

La mayoría del comité de empresa de la planta de General Motors (GM) en Figueruelas (Zaragoza), integrada por UGT, CC OO y el sindicato de cuadros Acumagne, acordó ayer negociar con la empresa el despido de 900 trabajadores. Los sindicatos CGT, OSTA y USO rechazaron la vinculación de las bajas laborales con la introducción de modificaciones en el convenio colectivo.

Coincidiendo con la decisión del comité, GM España presentó ante la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Aragón los dos expedientes anunciados el pasado lunes. El primero de ellos, de carácter estructural, se centra en la extinción de 900 empleos, cuestión sobre la que utilizará el plazo legal de un mes para tratar de llegar a un acuerdo con los trabajadores. La empresa anunció que había elaborado una fórmula, sobre la que deberán pronunciarse sus empleados.

El segundo expediente, de carácter temporal, afectará a 600 empleados durante 214 días. Supone el prolongar hasta noviembre el ERE que expira el 31 de marzo e implica la supresión del turno de producción nocturna hasta noviembre. De esta forma, Figueruelas afrontará el segundo semestre de este año con un recorte efectivo de 1.500 trabajadores.

Las 900 bajas de Zaragoza se sitúan en el tercer lugar del ranking de despidos establecido por el Plan de Reestructuración, tras los 2.777 de Amberes (donde se cierra la planta) y los 1.799 de Bochum (Alemania). Si se tiene en cuenta el tamaño de las fábricas, el porcentaje es claramente beneficioso para Figueruelas. Pero lo más importante es que la reestructuración mantiene las dos líneas de producción y la capacidad instalada, con un porcentaje del 70% en las tareas compartidas con Eisenach (Alemania). Además, será la planta líder de la plataforma GSV, los pequeños coches de Opel.

La aceptación de la propuesta concretada ayer desbloquearía la negociación del convenio, que lleva paralizada más de un año a consecuencia de las crisis de GM y de la frustrada operación de venta de Opel. La empresa ha adelantado que, si el negocio evoluciona bien, Figueruelas se haría también con otros derivados de la plataforma GSV, como componentes y un minicoche eléctrico.