Informe Económico del Presidente

El gobierno de Obama espera crear un promedio de 95.000 empleos por mes en 2010

El gobierno del presidente Barack Obama espera que la economía de Estados Unidos cree de promedio 95.000 empleos por mes en 2010, después de la recesión más profunda y prolongada en ocho décadas.

El dato se encuentra en el Informe Económico del Presidente, que tiene 458 páginas y que será presentado oficialmente hoy por Barack Obama. El informe, que ha sido divulgado con antelación, indica que la economía que heredó el presidente cuando se hizo cargo de la Casa Blanca perdía 700.000 puestos de trabajo cada mes.

"Los retos económicos que encaró la nación cuando el presidente Obama inició su gestión estuvieron entre los mayores en nuestra historia", señaló hoy al referirse al informe la presidenta del Consejo de Asesores Económicos de la presidencia, Christina Romer.

"A lo largo del año transcurrido el presidente, trabajando con el Congreso, ha buscado sacar a la economía de la crisis inmediata, recuperar el balance hacia una mayor inversión y más exportaciones, y alejarnos de los déficit presupuestarios insostenibles", añadió.

El informe considera "exitoso" el plan de estímulo económico, promulgado por Obama hace un año, que asignó unos 787.000 millones de dólares en programas para el gobierno federal, los gobiernos estatales y locales, e iniciativas de promoción del empleo. Según el gobierno, ese programa ha ayudado a preservar o crear unos 2 millones de empleos.

Según las cifras ajustadas del Departamento de Trabajo, desde que se inició la recesión en diciembre de 2007, la economía de Estados Unidos ha perdido más de 8,4 millones de puestos de trabajo, pero el ritmo de erosión del empleo ha disminuido en meses recientes.

El informe pronostica que la economía de EE UU crecerá este año a una tasa promedio del 2,5%. Después de cuatro trimestres consecutivos de contracción la economía retornó al crecimiento en el tercer trimestre del año pasado.

La presentación oficial del informe por parte de la Casa Blanca está prevista para las 18.30 GMT.