Espera que el PIB crezca un 1,2% en 2010

El BCE prevé un aumento del desempleo en la zona euro

El Banco Central Europeo (BCE) prevé un aumento del desempleo en la zona del euro y alerta de que "los elevados niveles de déficit y de deuda pública representan una carga adicional para la política monetaria". Además, en su encuesta pronostica que la economía de la zona del euro crecerá un 1,2% en 2010 con una inflación del 1,3% y una tasa de desempleo del 1,5%.

El BCE realizó una encuesta entre el pasado 15 y el 20 de enero a expertos económicos, e informó en su boletín de febrero, publicado hoy, de que "se espera que el desempleo de la zona del euro aumente ligeramente, con lo que disminuirá el crecimiento del consumo".

Los expertos consultados apenas han cambiado sus perspectivas de inflación para este año respecto a las que tenían en la anterior encuesta realizada en el cuarto trimestre de 2009, cuando pronosticaron un incremento de los precios del 1,2% para este año.

Son más optimistas respecto al crecimiento ya que prevén ahora una reactivación de la economía del 1,2%, frente al 1% augurado en el cuarto trimestre de 2009. Además, los expertos prevén que la zona del euro tendrá una tasa de inflación en 2010 del 10,5%, frente al 10,6% pronosticado antes. Para 2011 la encuesta muestra un crecimiento del 1,6% con una inflación del 1,5% y una tasa de desempleo del 10,5%.

Crecimiento "moderado e irregular"

El consejo de gobierno del BCE espera que "la economía de la zona del euro experimente un crecimiento moderado en 2010" y que "el ritmo de recuperación sea irregular y las perspectivas siguen estando sujetas a incertidumbre".

La "eurozona" se ha beneficiado de factores de estímulo que son de naturaleza temporal, según el banco, por lo que "es probable que la actividad se vea afectada negativamente por el proceso de ajuste de los balances en los sectores financiero y no financiero". Además, "el bajo nivel de las tasas de utilización de la capacidad productiva podría refrenar la inversión", explica.

El BCE confirma que "las presiones inflacionistas son reducidas a medio plazo" y pronostica que "la inflación se mantenga en torno al 1% y que siga moderada durante el horizonte temporal relevante para la política monetaria".

Alerta de los desequilibrios presupuestarios

Respecto a la política fiscal, señala que "muchos países de la zona euro se enfrentan a fuertes desequilibrios presupuestarios en rápido crecimiento, que generan el riesgo de tipos de interés a medio y largo plazo menos favorables y descensos de la inversión privada".

"Los elevados niveles de déficit y deuda pública representan una carga adicional para la política monetaria y desacreditan la función del Pacto de Estabilidad y Crecimiento como pilar fundamental de la Unión Económica y Monetaria", según el BCE.

Por ello, añade, "es de vital importancia que el programa de estabilidad de todos los países de la zona del euro incorpore medidas concretas acordes con las estrategias de salida fiscal y de consolidación para el próximo periodo"·

"El saneamiento de las finanzas públicas deberá comenzar en 2011 a más tardar y tendrá que exceder sustancialmente el ajuste anual del 0,5% del Producto Interior Bruto establecido como requisito mínimo en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento".