Confirma la máxima nota de la deuda española

Dos jubilados en un parque

La agencia de calificación crediticia Moody's Investors Service subrayó hoy la necesidad de diferenciar entre los perfiles de riesgo de las finanzas públicas de España, Portugal y Grecia y destacó que la máxima nota de la deuda española está "bien anclada" por lo que su situación "no es directamente comparable" con la de Grecia.

"España, Portugal y Grecia puede que compartan la misma moneda, pero no muestran el mismo perfil de crédito", afirma Kristin Lindow, vicepresidente senior del área de riesgo soberano de Moody's.

Además, la agencia apunta que las preocupaciones sobre la capacidad de estos países para hacer frente a sus déficit y financiar sus cuentas no están respaldadas por evidencias, aunque admite que los diferenciales de los tres países sugieren una mayor diferenciación del riesgo crediticio de lo que permiten apreciar sus respectivos 'ratings'.

Asimismo, el director de riesgo soberano de Moody's, Pierre Cailleteau, afirma que la atención respecto a las necesidades mensuales de financiación magnifica la ansiedad del mercado, pero subestima la flexibilidad financiera de los gobiernos", ya que éstos cuentan con todas las opciones a su disposición, como asistencia temporal por parte de los respectivos bancos centrales, financiación por parte de miembros de la Unión Monetaria o de sus instituciones e, incluso, en casos extremos, ayuda por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).

De este modo, Moody's considera que la nota 'AAA' de España se encuentra "bien anclada", mientras la calificación de Portugal está sujeta a una moderada presión bajista, como recoge su perspectiva negativa. "De acuerdo con la agencia de rating, estas situaciones no son directamente comparables con la de Grecia", señala el informe de Moody's.

En lo que respecta a Grecia, la calificadora de riesgos apunta que el "ambicioso" plan del Gobierno, si se lleva a cabo tal y como se ha presentado, podría "estabilizar" la nota de la deuda griega, mientras que una desviación material del mismo podría desencadenar una rebaja de la nota, que actualmente cuenta con perspectiva negativa.

Financial Times: "España es muy diferente de Grecia"

Otro que ha respaldado la economía española ha sido el diario económico Financial Times que asegura que "España es muy diferente de Grecia" y considera que su programa para reducir el déficit al 3% del PIB en 2013 es "un plan serio", aunque recuerda que el país debe lograr esta vez "un crecimiento sostenible" y solucionar sus problemas en el mercado laboral.

En un editorial publicado dos días después de que la vicepresidenta económica, Elena Salgado, y el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, viajaran a Londres para tratar de convencer a los mercados, analistas y medios de comunicación de la solvencia y credibilidad de España, el rotativo destaca que "el desempleo crónico en el rígido mercado laboral es un problema mayor que los altos déficits" para España.

Asimismo, apunta que, pese al gran incremento del déficit publico en 2009, hasta el 11,4% del PIB desde el 4,1% de 2008, la situación de España no es comparable a la de Grecia y es más cercana a la del Reino Unido. "Ambos países entraron en la crisis con un nivel de deuda pública de alrededor del 40% del PIB. En cambio, España estaba mejor preparada, su gobierno sabiamente consiguió superávit durante el boom económico y mantuvo a los bancos en un equilibrio mucho más sólido", explica.

Gasto justificado

Sin embargo, recalca que el fuerte crecimiento de España, impulsado por el 'boom' del mercado inmobiliario, "nunca fue sostenible y se ha ido para siempre". Añade que la demanda privada se ha "derrumbado" y que la pérdida de empleo es "terrible". Por ello, considera que el gasto deficitario "rara vez va a estar más justificado que ahora".

En este sentido, afirma que el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero teme por la credibilidad de España y quiere recortar el déficit al 3% del PIB en 2013. 'Financial Times' cree que este es "un plan serio" y tiene en cuenta que los impuestos a la propiedad no alcanzarán los altos niveles previos. "Identifica y cuantifica los recortes del gasto que hay que hacer", remarca.

"La ministra de Economía, Elena Salgado, ha establecido un plan radical de recorte del déficit destinado a tranquilizar a los mercados sobre el compromiso del Gobierno con la solidez fiscal. Pero ella serviría mejor a su país si no sobreactuara", matiza.

Cuestiona los recortes

Sin embargo, el diario se pregunta si estos "durísimos recortes" son políticamente realistas. Así, apunta que el Gobierno puede tener la autoridad legal para imponer la mayoría de ellos, "incluso en las recalcitrantes regiones", pero lo que importa es ver si podrá aguantar la "inevitable lucha política".

Asimismo, puntualiza que el presupuesto para 2010 recorta el gasto en un 1,7% del PIB "en una economía aún en recesión". "Recortar tanto y tan pronto pone en peligro las ya optimistas previsiones de crecimiento en las que se base este plan", puntualiza.

Por último, subraya que Salgado no debe pensar que planes creíbles a medio plazo requieren acciones inmediatas drásticas. "Puede prometer recortes sin adelantarlos, especialmente cuando los mercados ven a España "creíble", como demuestra que la rentabilidad de sus bonos a 10 años es del 4,08%, "sólo 0,88 puntos por encima de los alemanes y más baja que hace un año".