Reestructuración de la cúpula directiva

Renfe reduce de 39 a 11 el número de altos directivos apelando a la "austeridad"

Renfe ha reducido desde 39 hasta 11 su número de directivos de primer nivel mediante la reestructuración acometida en su cúpula atendiendo a criterios de "austeridad y racionalidad", informó hoy la operadora ferroviaria pública.

La modificación supone la ya anunciada concentración en una única Dirección General de Viajeros de las tres que actualmente gestionaban los distintos servicios de tráfico de pasajeros (AVE-Larga Distancia, Medias Distancias y Cercanías). Al frente de la misma se situará Enrique Urquijo.

La compañía enmarca esta decisión a la necesidad de adecuarse a los objetivos de eficiencia, sostenibilidad y orientación al cliente que persigue con el nuevo Plan Estratégico 2010-2012 que actualmente diseña.

Con esta reestructuración, Renfe busca también "aprovechar todas las posibles sinergias" entre los distintos servicios, para configurar una "oferta integrada de transporte".

La nueva dirección general contará con cuatro áreas de negocio (las tres ya mencionadas, además de las nuevas Rodalies de Catalunya traspasadas), y tendrá un 'staff' de siete direcciones (planificación, operaciones, accesibilidad y coordinación de la innovación, desarrollo de la red, control de gestión y compras, recursos humanos y comercial y marketing).

Renfe también ha reorganizado su rama industrial Integria, dedicada a fabricación y mantenimiento de trenes, con el fin de ajustarse al modelo de negocio que pretende desarrollar.

Esta filial busca centrarse en ingeniería de diseño y mantenimiento de trenes, la fabricación y transformación de material rodante, y gestión de flota excedentaria, entre otras tareas, siempre abierto a la colaboración con empresas privadas.