Con el objetivo de que llegue a todos los europeos

Bruselas aprueba casi 300 millones de euros en ayudas para la banda ancha

La Comisión Europea (CE) afirmó ayer que ha dado su visto bueno a un "récord" de ayudas públicas para el despliegue de la banda ancha en la UE desde que publicó el pasado septiembre unas directrices que aclaran a los países las situaciones en las que pueden apoyar con fondos públicos estos proyectos. Desde esa fecha, Bruselas ya ha aprobado casi 300 millones de financiación pública para el desarrollo de la banda ancha, con el objetivo de que llegue a todos los europeos y se fomente la construcción de nuevas redes de nueva generación de internet, que permitirán velocidades muy superiores a las actuales.

Dentro del plan de la recuperación de la economía europea, la propia comisión decidió dedicar 1.000 millones para la banda ancha.

La Comisión ha aprobado diez ayudas en países como Finlandia, Alemania, Francia, Chipre Eslovenia, Reino Unido, Irlanda o España.