La Caixa no contempla reducir su participación del 29%

Abertis propone a Criteria un plan para poder aumentar autocartera

El equipo directivo de Abertis ha planteado desde finales del pasado verano distintos escenarios para que su primer accionista, Criteria Caixacorp, rebaje su participación actual del 29%. Con ello pretende ganar margen de maniobra para aumentar y gestionar la autocartera. La entidad financiera no se plantea vender y parece descartar la renuncia a parte de sus derechos de voto.

El día que La Caixa, a través de Criteria Caixacorp, decidió escalar en el capital de Abertis hasta el 29% (compró un 3% a Caixa Catalunya en marzo de 2008) dejó prácticamente sin margen a su participada para maniobrar con la autocartera. Una situación que la operadora de infraestructuras está tratando de resolver a base de presentar opciones a su primer accionista para que rebaje su peso en el accionariado.

La Ley de Sociedades Anónimas permite a las cotizadas engordar la reserva de acciones propias hasta el 10%. Una puerta abierta que han aprovechado empresas como FCC para subir del anterior 5%. Posteriormente ese paquete puede ser utilizado para tratar de estabilizar la cotización, retribuir al accionista con el reparto de títulos, responder a emisiones de bonos convertibles, amortizar y reforzar a los partícipes, como moneda de cambio en operaciones corporativas, etcétera. Algunas de estas posibilidades encajarían en la estrategia de Abertis, pero esta no puede avanzar con la adquisición de acciones porque colocaría a Criteria por encima del 30% y ante una opa inducida.

Las conversaciones entre Abertis y Criteria, con Isidro Fainé como vicepresidente y presidente de sus respectivos consejos de administración, "discurren siempre por la absoluta vía de la cordialidad", comentan fuentes cercanas al accionariado de la operadora. Sin embargo, el equipo financiero de Abertis habría chocado hasta el momento con la negativa del holding de La Caixa a diluir su presencia.

ABERTIS 18,36 0,00%
CAIXABANK 2,68 -0,85%

Entre las propuestas existe una que no implica la venta de títulos en el actual entorno bajista de la Bolsa. Se trata de que Criteria renuncie a parte de los derechos de voto que le otorga el 7,75% controlado de forma indirecta a través de Inversiones Autopistas. Esta última fue creada en 2002 y está participada por Criteria y por la familia catalana Godia prácticamente a partes iguales. Pero los derechos de voto de esa sociedad limitada son ejercidos por la primera.

Se da la circunstancia de que uno de los hombres fuertes de Abertis, Francisco Reynés, ocupó la dirección de Criteria hasta mayo de 2009 e incluso la presidencia de Inversiones Autopistas. Desde su posición ahora de director general Corporativo de Abertis podría jugar un papel junto al presidente Alemany y al financiero Aljaro para facilitar el entendimiento entre empresas.

Tratándose de un grupo de fuerte pulso inversor, en la cúpula de Abertis se ha lamentado en numerosas ocasiones no tener mayor capacidad de operación con la autocartera. La acción tocó mínimos en junio de 2009, en 9,3 euros, y en la actualidad, en el entorno de los 13 euros, está lejos del terreno de los 20 euros que transitó a finales de 2007.

La autocartera está paralizada en el 1,99% del capital, según los registros de la CNMV. No se mueve desde que adquiriera el 28 de marzo de 2008 un 1,5% de sus propias acciones a Caixa Catalunya, a un precio unitario de 21 euros. La inversión, de 201 millones, fue realizada con la intención de mantener los títulos de manera temporal. Sin embargo, desde entonces no ha habido movimientos coincidiendo con la desvalorización de la acción.

Temor al ataque de los bajistas

El debate sobre la necesidad de engrosar la autocartera surge en Abertis allá por 2007, cuando se hacen habituales las posiciones cortas en la Bolsa española. "Se trata de defenderse del ataque de los bajistas, que huyen de los valores con margen de operación en autocartera", cita una fuente del mercado bursátil.

Pese a que la versión de los bajistas se explicaba desde la propia operadora de infraestructuras, no ha sido el único mensaje que ha salido de sus más altas esferas. Y es que respecto a la reserva de acciones propias ha habido para todos los gustos.

En la junta de accionistas de 2008 el entonces presidente Fainé llegó a hablar de la posibilidad de amortizar el 2% que aún hoy mantiene Abertis. Poco después, en febrero de 2009, el actual primer ejecutivo, Salvador Alemany, reconoció que una buena estrategia para su grupo sería invertir en autocartera. Es probable que lo hiciera para poner en valor la acción del grupo, ya que, a renglón seguido, reconocía que Abertis chocaba con la posición de Criteria en el capital.

Otra versión que ha salido del propio consejo es que las acciones propias podrían servir para dar entrada a un nuevo socio en la compañía, que compartiera capital con La Caixa y ACS. Por último, circuló la idea de que ACS tendería a tomar al menos un 3% del capital, desde su 25,8% actual, para equilibrarse con Criteria (28,9%).