Las empresas estiman que el descuento puede alcanzar el 25%

Industria plantea una fuerte rebaja de las primas a las fotovoltaicas

El Ministerio de Industria ya tantea a las patronales fotovoltaicas con una nueva regulación para el sector que incluiría una rebaja extraordinaria de las primas que reciben estas instalaciones. Varias fuentes señalan que este descuento podría alcanzar hasta el 25% de la retribución actual.

El Ministerio de Industria ya tiene preparada una nueva regulación para la energía solar fotovoltaica, en forma de real decreto, que incluiría una bajada extraordinaria de las tarifas, según unas notas de la reunión que técnicos delministeriomantuvieron con las patronales fotovoltaicas y a las que ha tenido acceso Cinco Días. En este encuentro, responsables del área de energía eléctrica y régimen especial aseguraron a las asociaciones del sector AEF, ASIF y APPA que la redacción de estas normas estaba ya "muy avanzada" y que el real decreto correspondiente "pasaría a ser informado por la CNE", como es preceptivo. No especificaron en ningúnmomento los plazos en los que tienen previsto su aprobación.

Fuentes de Industria confirmaron que esta nueva normativa se está preparando y aseguraron que atiende a "peticiones del sector, desde comunidades autónomas hasta fabricantes o promotores" para "promover el desarrollo de esta energía renovable y eliminar totalmente la especulación en el sector, sacando a los que se benefician de vender por un precio excesivo las licencias para hacer proyectos". "Los precios de los módulos y las materias primas han bajado tanto que el mantenimiento de estas cuotas alienta la especulación porque haymargen para pagar", afirmaron.

Aunque en esta reunión no se precisó en ningún momento la cuantía de la reducción tarifaria, distintas fuentes empresariales calculan que podría alcanzar entre un 20% y un 25% de descuento respecto de la actual. Cada megavatio fo tovoltaico en una planta en suelo recibe 280 euros y una instalación en tejado recibe 310 euros por megavatio instalado. La regulación incluiría temas pendientes de desarrollo en la norma actual como cuestiones de calidad de las instalaciones y componentes, huecos de tensión o la simplificación de procedimientos administrativos.

Las patronales ya sospechaban hace meses que el ministerio tenía la intención de bajar las tarifas. Por este motivo, mandaron una carta el pasado mes de diciembre al secretario de Estado de la Energía, Pedro Marín, para solicitarle "la apertura de una mesa de trabajo para estudiar cómo definir y asociar estas bajadas con cambios y mejoras en la regulación". Entre las propuestas, se incluiría añadir más potencia a los 500megavatios (MW) permitidos para instalar en 2010 o la eliminación o flexibilización de los cupos trimestrales del registro de preasignación de retribución, mecanismoque se encarga de repartir y controlar la potencia fotovoltaica que entra en el sistema. Con el sistema actual, "hay peticiones en cola para los próximos seis años", aseguran desde los grupos de representación empresarial.

Entre las notas de la reunión, queda patente que las asociaciones opinan que "una bajada de tarifas unilateral, sin contrapartidas y sin esperar a la fecha que el actual Real Decreto estipula (que sería 2012), provocaría un importante impacto en los proyectos planificados para los próximosmeses y atentaría contra la seguridad jurídica y el interés de los inversores, al ser una nueva muestra de inestabilidad regulatoria". Sin embargo, estos apuntes estiman que "en la reunión, no se tuvo la impresión de que esta extraordinaria bajada de tarifas fotovoltaicas fuera acompañada de un aumento de potencia en los cupos".

Problemas con las nuevas convocatorias

Otra de las cuestiones que se desarrollaron en esta reunión han sido los retrasos en la publicación de las listas de inscritos en el registro de preasignación de retribución del Ministerio de Industria, condición indispensable para que las instalaciones puedan cobrar la prima asignada en el Real Decreto 1578/2008.

Los técnicos del ministerio asumen que no han podido recuperar, en el mes de enero, los retrasos arrastrados en anteriores convocatorias. Avanzaron así que la segunda convocatoria de 2010 retrasaría su cierre y establece como fecha límete el próximo 15 de marzo, supeditada a la fecha de publicación de los listados definitivos de la primera convocatoria. Las listas provisionales de la primera convocatoria se publicaron a finales de diciembre.

El registro de preasignación de retribución se estableció para controlar la potencia fotovoltaica que entraba en el sistema trimestralmente. De este modo, divide la potencia asignada para el año en cuatro periodos y establece los cupos, que se llenan con las peticiones de las empresas. Sin embargo, ya desde la primera convocatoria cuya resolución tardo dos meses más de lo previsto, la resolución ha acumulado retrasos, debido, según el ministerio de Industria, "a la altísima cantidad de peticiones, que incluían muchos errores que había que mandar subsanar". Han llegado a acumular más de 2.000 peticiones por convocatoria cuando, al final, no se admitían en el cupo más de 100.

Las patronales se han quejado repetidamente en 2009 de esta situación y han solicitado que se añadan más técnicos a la labor que ayuden a solventar la situación. Sin embargo, aún la lista de espera se mantiene durante 2010.

Regulación

El Real Decreto 661/2007 establecía un tope de instalación para la energía fotovoltaica en 2010 de 400 MW. El decreto se aprobó en marzo y en septiembre, la meta estaba cumplida al 85%.

Durante el año de transición de la ley, en 2008 se instalaron 2.500 MW fotovoltaicos ante el temor de una peor norma.

En septiembre de 2008, se aprobó el actual Real Decreto 1578/2008, que crea el registro de preasignación para que entren sólo 500 MW al año.