El acuerdo no tiene fecha límite

Marsans negocia refinanciar una deuda de 120 millones con la banca y busca 40 millones adicionales

El grupo Marsans negocia con sus bancos acreedores, entre los que se encuentran Banco Santander, Banco Sabadell, Caja Madrid, La Caixa y Banesto, una deuda pendiente de liquidar con estas entidades que asciende a 120 millones de euros, además de obtener 40 millones de euros adicionales que la compañía necesitaría para mantener su actividad.

Fuentes conocedoras de las conversaciones señalaron a Europa Press que las negociaciones entre la compañía y los bancos se centran en estos dos puntos, sin que por el momento se haya alcanzado ningún acuerdo.

No obstante, y aunque los bancos acreedores exigirían más garantías al grupo Marsans antes de concederle nueva financiación, lo cierto es que estos 40 millones de euros podrían convertirse en una garantía de devolución del préstamo, ya que permitir al grupo continuar con su actividad, según fuentes del sector.

Ambas partes, que se reunieron el pasado viernes, volvieron a encontrarse hoy, sin que se haya avanzado en los términos de la negociación. Las entidades se han fijado un "plazo prudencial" para alcanzar un acuerdo, aunque no tiene fecha límite, según las mismas fuentes.