Ricardo Cruz-Estadao. Vicepresidente de servicios financieros y seguros de Capgemini

"El seguro debe crear una oferta clara para la web"

La consultora Capgemini lleva una década siguiendo la implantación de internet en el mundo del seguro. Ricardo Cruz-Estadao, responsable de su seguimiento, explica cómo las nuevas tecnologías han transformado el sector y vaticina lo que está por llegar.

¿Qué tipos de seguros se venden mejor por internet?

Los productos sometidos a mucha competencia y con diferenciación escasa se venden bien, como las pólizas de autos o las de hogar. El cliente de salud, en cambio, recurre mucho a la web para consultar el cuadro médico, concertar citas con especialistas, etc.

¿Es la guerra de precios en autos algo transitorio o el fruto de un cambio de modelo industrial?

Las aseguradoras de autos han tenido margen para competir por el ajuste de precios en la cadena de valor (talleres, proveedores, etc.) y el descenso de la siniestralidad. A partir de 2011 los servicios se encarecerán y las mejoras en seguridad vial tienen un límite. Las tarifas dejarán de bajar. El sector no vive un cambio industrial por internet como el que presencian la industria de la música, el cine o la prensa.

¿Cómo influye la llegada del DNI electrónico en la venta de seguros por internet? ¿Por qué no han desarrollado las aseguradoras sistemas de seguridad parecidos a los de la banca?

El seguro tiene un contacto más esporádico con su cliente que la banca, por eso no ha necesitado desarrollar instrumentos como las tarjetas de coordenadas para las ventas online. El DNI electrónico impulsará la contratación de servicios financieros al dotar de más seguridad a las transacciones.

Algunos directivos cuestionan la rentabilidad de las filiales online. ¿Por qué?

Las compañías tienen problemas para definir su estrategia de multidistribución. Deben crear productos específicos para internet, pólizas distintas de las de su red tradicional. Por ejemplo, deben presentar mejores precios, ser contratables en cualquier momento, incorporar prestaciones...

¿Están condenadas al enfrentamiento la distribución online y la tradicional?

Internet es un complemento de la mediación, no su enemigo. Al menos todavía. Sólo el 32% de las firmas tratan la web como un canal absolutamente independiente. Las compañías no se han atrevido aún a dar este paso porque el peso de la mediación es enorme.

¿Cómo afecta el descenso del consumo a las ventas por internet?

La crisis está haciendo daño. Suben las consultas a los tarificadores online para comparar precios, pero baja la contratación.

¿Se pueden tramitar partes por la red?

Un 70% de las firmas permiten declarar siniestros online. Esta herramienta sirve para ramos masivos, pero no para seguros sofisticados, como el riesgo industrial.