Constan Dacosta. Presidente del grupo Eroski

"Hay que corregir el exceso de tiendas y mejorar la eficiencia"

El presidente de Eroski, unos de los principales grupos de distribución y el mayor promotor de centros comerciales en el mercado español de los últimos años, asegura que en las actuales condiciones de consumo hay que centrarse en sacar el máximo provecho a las inversiones. Asegura que la gestión debe centrarse en la mejora de la eficiencia.

"Hay que corregir el exceso de tiendas y mejorar la eficiencia"
"Hay que corregir el exceso de tiendas y mejorar la eficiencia"

Constan Dacosta lleva 16 años al frente de Eroski, uno de los principales grupos de distribución en España con una facturación de 9.000 millones en 2008, según los últimos datos registrados. Dacosta asegura que tras la crisis se visualizará un sector "más eficiente, operando con costes inferiores ymejor orientado al cliente". Añade que hay "un exceso de capacidad instalada que el mercado tenderá a corregir" y que cerrar tiendas sin futuro "no se practicaba en tiempos de expansión económica". La firma perteneciente al grupo Mondragón, que hace poco más de un mes reestructuró parte de su deuda (1.705 millones de euros), reducirá los próximos años su ritmo inversor, que le había convertido en el mayor promotor español de centros comerciales de España, para centrarse en sacar "el máximo provecho" a las inversiones ya realizadas.

PREGUNTA. Han cumplido 40 años. ¿Cómo ha sido la evolución de Eroski en este periodo?

RESPUESTA. Nos hemos convertido en un adulto con porvenir, en una empresa de cimientos sólidos y con un destino sostenible. Ni siquiera los más optimistas entre los fundadores de Eroski podrían aspirar hace 40 años a lo que hoy somos. En el oficio de la distribución, y en liza con rivales de talla mundial, somos un actor respetado. Y, en el terreno empresarial, hemos puesto en pie un tipo de empresa singular, tanto en lo jurídico como en lo social.

P. ¿Les queda mucho camino por recorrer?

R. En la empresa, como en la vida, lo valioso del pasado es lo que te has capi talizado, en sabiduría o en recursos, para afrontar con mayor garantía el futuro. Tenemos un desarrollo empresarial menos comprometido y con mayor horizonte que hace 40 años.No tengo duda alguna de que estamos preparados para retos mayores.

P. ¿Qué diagnóstico hace de la distribución en España?

R. Sufre, como resulta inevitable, la crisis financiera y económica general, si bien de un modo propio. El gasto de las familias españolas en bienes de consumo se ha contraído y no se ven, a corto plazo, signos de reanimación.

P. Dibuja un escenario difícil...

R. Son tiempos duros. El sector viene haciendo esfuerzos para animar el consumo, reduciendo márgenes y facilitando soluciones económicas para igual necesidad. La consecuencia es que el comerciante mueve más volumen, aunque conmenos valor, lo que encarece sus operaciones, al tiempo que está obligado a reducir gastos si quiere remediar el deterioro en sus beneficios.

P. ¿Está sobredimensionado el sector en España?

R. El tamaño del mercado ha menguado y será así durante unos años. Eso se traduce en un sobredimensionamiento que el mercado tenderá a corregir. Las aperturas de nuevas tiendas disminuirán. Paralelamente, la red peor adaptada de cada distribuidor se transformará o, incluso, se cerrará. Clausurar tiendas sin futuro no se practicaba en tiempos de expansión.

P. Y cuando se supere esta crisis...

R. Veremos una distribución más eficiente, operando con costes inferiores y mejor orientada al cliente. Cada enseña comercial habrá adaptado su propio perfil. Frente al "todos los supermercados son iguales", el consumidor apreciará di ferencias sustanciales entre las firmas (precio, surtido, servicios, etcétera).

P. En los últimos años han experimentado un importante crecimiento con fuertes inversiones. ¿Piensan seguir ese ritmo?

R. Parece aconsejable reducir el ritmo inversor y centrarse en sacar el máximo provecho a las inversiones actuales. Son tiempos para el ajuste, la innovación y la máxima productividad.

P. En diciembre anunciaron una reestructuración de parte de su deuda (1.705 millones). ¿Han cerrado ya este capítulo financiero?

R. Total y satisfactoriamente cerrado. La operación ha consistido en un alargamiento de su vencimiento que nos lleva hasta 2014 sin necesidad de incrementar el volumen de deuda. La reestructuración de la deuda nos dota de mayor estabilidad. En estos años atenderemos el calendario de amortización gracias a los resultados ordinarios. Hasta podremos elegir una amortización acelerada si, como esperamos, se reanima el sector inmobiliario y vendemos los centros comerciales en stock que siempre fueron promovidos para sacarlos de nuestro balance.

"La compra de Caprabo ya aporta beneficios"

El grupo Eroski es un conjunto de empresas en las que trabajan 50.000 personas, de las cuales 14.733 eran en 2008 propietarias. Entre sus activos se encuentran 110 hipermercados, 697 supermercados con la enseña Eroski, 283 oficinas de viajes, 57 gasolineras, 47 tiendas Forum Sport, 306 perfumerías de la marca IF, además de 400 franquiciados, cash & carry e intereses en Francia. Tiene otros 359 supermercados con el nombre Caprabo, una firma catalana que compraron en 2007 en una operación que supuso elevar su endeudamiento en más de 1.000 millones.

Constan Dacosta afirma que la deuda, "que deseamos reducir", no se ha producido sólo por la adquisición de Caprabo, sino también por el intenso programa de inversiones. "En los últimos años hemos sido el mayor promotor de centros comerciales del mercado español, promociones que han ido saliendo de nuestro balance una vez comercializado el centro, ya que nunca ha sido propósito de Eroski mantener en propiedad esa inversión inmobiliaria", sentencia el presidente de Eroski.

Añade que como consecuencia de la crisis general, las desinversiones han sido paralizadas hasta la llegada de un momento más favorable. "Podemos soportar ese peso y no renunciaremos al beneficio latente de esta promociones que aflorará en el momento inmobiliario más idóneo".

Sobre la compra de Caprabo, asegura que la compañía "ya aporta beneficios no sólo en mejoras comerciales y en cuota de mercado, que son grandes, también en rentabilidad sobre ventas". Dacosta está convencido de que la adquisición fue "una magnífica operación estratégica".

El paso de 50.000 empleados a socios

Los casi 15.000 socios propietarios del grupo Eroski han realizado un importante esfuerzo salarial renunciando a pagas y a los rendimientos del capital para dar más músculo al balance del grupo.

¿Se han acabado ya las medidas laborales y sociales aplicadas para superar la crisis?

En las cooperativas repartimos las dificultades entre todos y socializamos tanto los sacrificios como los beneficios. Si la situación económica no empeora, confiamos en que no serán necesarias nuevas medidas.

¿Serán cooperativistas sus 50.000 empleados?

Mantenemos la política de convertir en cooperativistas a todos los trabajadores. Nunca ha sido una elección coyuntural. Queremos dotarnos del mismo modelo de empresa, de un buen modelo, en la totalidad del grupo. Y no dudamos que la inmensa mayoría de nuestros empleados elegirá la opción de hacerse socios. Debo apuntar que en esta medida no hay intereses por capitalizar el grupo.

Eroski ha ido diversificando sus líneas de negocio, como la cadena de perfumerías IF y las tiendas de deportes Forum Sport. ¿Tienen previsto entrar en otros nichos de negocio?

Estamos satisfechos de nuestra estrategia de diversificación. Tal y como preveíamos, vamos obteniendo sinergias entre negocios que nos ayudan a posicionar una oferta más atractiva y sólida. Por ahora, no consideramos la entrada en nuevas actividades.

¿Están estudiando alianzas como la de Aladis?

Por el momento, no. Nuestros acuerdos en Aladis, donde tenemos de socios a dos líderes europeos de la distribución (ITM y Edeka), nos permite acceder a muchas de las ventajas que tienen otros rivales internacionales. En cuanto a las alianzas con los productores seguimos nuestra política de estrecha cooperación con ganaderos y agricultores. Y, también, nos ratificamos, ahora más que nunca y en esta coyuntura difícil, en los beneficios de nuestra antigua y sólida colaboración estratégica con algunos industriales, especialmente con los fabricantes de marcas propias.