Informe de Randstad

Los trabajadores prefieren tener de jefe a un hombre antes que a una mujer

Los trabajadores prefieren tener de jefe a un hombre antes que a una mujer, con un 30% de respuestas frente a un 24%, según una encuesta realizada por Randstad entre 1.340 empleados y parados sobre a quién les gustaría tener de compañero de trabajo o de jefe.

Por su parte, al 48% de los varones y al 45% de las mujeres les daría igual que su superior fuera o no del mismo sexo. La encuesta revela que los hombres se apoyan más entre ellos que las mujeres, pues uno de cada tres varones (33%) preferiría un jefe varón, frente al 28% de mujeres a las que les gustaría que su jefe fuera una mujer.

La compañía de recursos humanos observa que cuanto mayor es el nivel formativo de los consultados, menos importancia dan al género de su jefe y viceversa.

Así, hasta el 45% de las personas sin estudios preferiría un hombre como jefe si pudiera elegir, porcentaje que se eleva hasta el 51% si sólo se tienen en cuenta las respuestas dadas por hombres.

Asimismo, Randstad destaca que cuando las personas consultadas tienen trabajo, se muestran más abiertas y más indiferentes a si su superior debe ser hombre o mujer.

Además, los trabajadores más jóvenes y los más veteranos son más abiertos a cualquiera de las dos opciones, en tanto que los hombres de entre 30 y 44 años son los que sienten una mayor preferencia por los jefes varones.

La encuesta realizada por Randstad también constata que a la mitad de los trabajadores les da igual tener como compañero de trabajo a un hombre o a una mujer. Ahora bien, entre los que se decantan por un sexo, el 25,6% elegiría a un hombre y el 24%, a una mujer.

Los resultados constatan que el 28% de los varones eligiría a otro hombre como compañero de trabajo, el mismo porcentaje de mujeres que perferiría trabajar con personas de su mismo sexo. Por el contrario al 20% de los hombres les gustaría más tener colegas mujeres, frente al 23% de las mujeres, que preferirían que sus compañeros fueran varones.

Los entrevistados que disfrutan actualmente de un empleo prefiere tener compañeras, especialmente si las encuestadas con trabajo son mujeres. Las personas, sin formación, por su parte, eligen claramente a los hombres como compañeros de trabajo (45,4%).