La Caixa ganó 1.510 millones en 2009

Fainé augura que España saldrá de la recesión en el segundo semestre

El presidente de La Caixa, Isidre Fainé, pronosticó hoy que España saldrá de la recesión en el segundo semestre de este año y afirmó que habrá que esperar a 2011 para ver la esperada mejora del mercado de trabajo y del déficit de la mano de la gradual recuperación económica a escala internacional. La caja catalana ganó 1.510 millones en 2009, un 16% menos, tras dotar 2.800 a provisiones.

De izquierda a derecha, aparecen el director general de "la Caixa", Juan María Nin, y el presidente, Isidro Fainé
De izquierda a derecha, aparecen el director general de "la Caixa", Juan María Nin, y el presidente, Isidro Fainé

En rueda de prensa de presentación de resultados, consideró que este 2010 será un año de transición, en el que el sector financiero experimentará una evolución "moderada" de los volúmenes de negocio y con una morosidad que tendrá un cierto recorrido ascendente en un entorno de tipos bajos.

Según Fainé, este ejercicio se mantendrá una concentración del sector, tanto en cajas como bancos, para adaptar sus estructuras, mientras que en el campo regulatorio aumentarán las exigencias, con coeficientes de liquidez. "Durante unos años deberemos estar en un entorno regulatorio incierto", añadió.

Con todo, el presidente de la Caixa quiso lanzar un mensaje de confianza. "La crisis no es el final", aseguró, tras constatar que la acción de las políticas económicas han permitido iniciar la rueda de la recuperación. "Si el mundo se recupera, nosotros nos recuperaremos, aunque quizá no tan rápido", sostuvo. Insistió en que la salida de la crisis está en manos de todos, y dependerá del carácter de gobernantes, empresarios, líderes sociales. "El carácter es la virtud de los tiempos difíciles", remachó citando a Charles De Gaulle.

Redujo un 16% sus ganancias tras dotar 2.800 a provisiones

La Caixa ganó en el año 2009 un total de 1.510 millones de euros, un 16,2% menos que en el ejercicio anterior, por las altas dotaciones que ha hecho el grupo para la gestión futura del negocio, según consta en la información de resultados que ha entregado hoy la entidad de ahorro.

La primera caja española destaca en su información que ha registrado un total de 1.710 millones de beneficio recurrente -antes de dotaciones y extraordinarios-, lo que supone una caída de un 16,7%, y que el margen de explotación se colocó en 3.622 millones, creciendo un 12,3% respecto a 2008 gracias al esfuerzo en el control de costes.

Durante el año 2009 el grupo La Caixa ha hecho dotaciones totales por valor de 2.821 millones "en su mayor parte para insolvencia" y al cierre del año contaba con un fondo para insolvencias de 1.835 millones, en línea con el de 2008, además de mantener una buena posición de solvencia y liquidez, 21.208 millones en esta última partida.

El margen de intereses ha aumentado en 2009 un 12,1%, hasta los 3.932 millones, por el crecimiento de la actividad bancaria, mientras que las comisiones y los resultados por puesta en equivalencia han impulsado el margen bruto hasta los 7.187 millones, un 6,4% más. La buena evolución de los márgenes ha estado acompañado con un crecimiento, si bien moderado por la situación económica, en la actividad bancaria.

Según ha explicado en la presentación de resultados el presidente de la entidad, Isidre Fainé, "La Caixa ha sabido defender más que nadie su margen". Así, el volumen de negocio ha aumentado en 2009 hasta los 415.825 millones (+0,4%) impulsado por la cartera de créditos sobre clientes, que aumenta en 1.603 millones, hasta los 178.026 (+0,9%), con 1,08 millones de nuevas operaciones y 104.045 millones de riesgo concedido, por el fuerte crecimiento de la inversión crediticia a empresas a través de los 80 centros de empresa (+14%) y de toda la red de oficinas.

La Caixa no ha entrado en carreras por ofrecer altas remuneraciones, por lo que los recursos de clientes se sitúan en los 237.799 millones, lo que supone repetir las cifras del año anterior. Las comisiones han subido un 4,2% durante 2009 hasta los 1.303 millones de euros y los ingresos de participadas se han incrementado en un 11,4%, alcanzando los 1.240 millones. El director general de La Caixa, Juan María Nin, ha calificado 2009 como "un año duro, duro para nuestros clientes y duro para nosotros".

Pese a este año complicado, el ratio de morosidad de La Caixa se ha colocado en el 3,42%, muy por debajo de la media de cajas -5,3%-, pero también de los bancos -4,7%-, al cierre de diciembre de 2009.

El "core capital" -porcentaje de recursos propios considerados como de mayor calidad- se coloca en el 8,7% y el ratio Tier 1 se ha situado en el 10,4%, a pesar de que La Caixa se ve castigada por las participaciones en su cartera industrial.

La entidad ha realizado distintas emisiones en el mercado institucional por importe de 5.605 millones en 2009: una emisión con aval del Estado español por 2.000 millones, una emisión de cédulas hipotecarias por otros 2.000 millones, una emisión de bonos de Criteria por 1.000 millones, cédulas hipotecarias para el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Fondo para la Adquisición de Activos Financieros de 450 millones y emisión de bonos simples por 155 millones.

Los vencimientos en 2009 para La Caixa fueron de 3.170 millones y para 2010 serán de otros 2.810 millones, muy por debajo de sus niveles de liquidez disponibles.