Afrontará así un aumento de los pedidos

Nissan comunica la retirada del ERE temporal en su planta de Barcelona

La dirección de Nissan comunicó ayer a los sindicatos que retira el expediente de regulación de empleo temporal que presentó el pasado octubre para cerca de 2.000 trabajadores de la planta de Barcelona y que expiraba a finales del próximo marzo, según fuentes sindicales. La compañía ha adoptado esta decisión para afrontar un aumento de los pedidos de los modelos Navara, Pathfinder y del reciente lanzamiento de la furgoneta NV200.

Con la retirada de este expediente, la empresa da respuesta a una de las reivindicaciones de los sindicatos, que se negaban a trabajar los sábados mientras estuviera en vigor la regulación. Ambas partes han mantenido una reunión de más de nueve horas en la que además de esta medida la dirección de Nissan se ha comprometido a no aplicar ninguna reducción salarial a los empleados que los sábados 23 y 30 de enero secundaron la huelga, según las fuentes consultadas.

El acuerdo ha sido suscrito por los sindicatos CC OO, UGT y USOC, mientras que la CGT se ha quedado al margen. Sindicatos y empresa están citados el próximo lunes, día 8 de febrero, a una nueva reunión en la que se analizarán las posibles medidas a adoptar para hacer frente a este incremento de la producción. Se estudiarán tanto medidas de flexibilidad interna como el posible retorno de algunos de los trabajadores afectados por el ERE que Nissan presentó el pasado mes de julio y que están pendientes de reincorporarse a la empresa.

La compañía asegura en cualquier caso que el aumento de demanda que vive actualmente Nissan es una situación puntual y que la previsión es que a partir de abril vuelva a bajar la producción.