Severin Schwan. Consejero delegado de Roche

"Bruselas ha mostrado que no hay bloqueo a los genéricos"

El máximo ejecutivo de la cuarta farmacéutica del mundo no descarta nuevas compras, pese a que Roche aún digiere la adquisición de Genentech. En su estrategia no contempla entrar en genéricos.

Los resultados de la farmacéutica Roche estuvieron marcados por dos hechos importantes: la pandemia de la gripe A y la compra de la biotecnológica Genentech. Severin Schwan (Austria, 1967) afirmó estar "muy satisfecho" del proceso de integración de Genentech que están llevando a cabo, pese a que lastró sus beneficios un 22%. Sin embargo, se mostró cauto sobre las ventas del antiviral Tamiflu, que se ha beneficiado de la pandemia hasta el punto de incrementar las ventas en un 435%, ingresando 2.170 millones. En su primera entrevista a un medio español, Schwan confirma que para el año que viene no aspiran a facturar más de 814 millones por este fármaco y asegura que su evolución es "muy poco previsible".

¿Cómo han hecho frente en Roche a la mayor necesidad de fármacos para la gripe A?

La pandemia no sólo ha sido un reto para los Gobiernos sino también para Roche. Hemos trabajado junto a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con los Gobiernos nacionales para contener la amenaza del nuevo virus. Incrementamos nuestra capacidad de producción de Tamiflu masivamente. Vendimos 1.500 millones de dosis, para tratar a 150 millones de personas. De esos tratamientos, hemos vendido alrededor de 1.200 millones de dosis a Gobiernos a un precio considerablemente más reducido en 2009 y hemos donado tratamientos para 11 millones de pacientes. La gripe A y Tamiflu han demostrado cómo de cercanos pueden estar la innovación y la responsabilidad empresarial.

¿Qué opina de la polémica al respecto de la decisión de la OMS de considerar pandemia la gripe A, cuando finalmente no ha sido tan grave?

Quiero ser muy claro con esto. La OMS ha dicho públicamente que más de 30.000 personas han muerto de esta enfermedad. Esto es una epidemia severa. Afortunadamente, el virus ha sido menos peligroso de lo que se pensaba pero no podemos predecir cómo evolucionará el próximo, si será más agresivo o no. Es muy importante que sigamos alerta y mantengamos un stock de antivirales.

La empresa aún digiere la compra de Genentech, ¿se plantean nuevas adquisiciones?

Seguimos interesados en compras pero de empresas de tamaño medio. No creo en las megafusiones porque impactan de un modo profundo y creo que eso no es positivo para una compañía que está basada en la innovación. Por otro lado, si aparecen licencias, colaboraciones, incluso compras pequeñas y medianas, nos interesa aprovechar la innovación que se está llevando a cabo fuera de la compañía. Es importante la investigación propia pero es igualmente relevante captar las oportunidades de innovación que surgen fuera.

El sector farmacéutico ha sido y sigue siendo investigado por la Comisión Europea por indicios de tratos anticompetitivos que bloqueaban la entrada de genéricos en el mercado. ¿Qué opina de este proceso?

Desde el punto de vista de Roche, no nos afecta porque no tenemos patentes próximas a caducar y por lo tanto, no entramos dentro de este proceso. Sin embargo, desde un punto de vista más general, creo que la investigación ha demostrado que realmente la competencia en el sector está funcionando bastante bien. Las empresas de genéricos están entrando en el mercado de un modo eficiente, incluso en Europa.

La competencia con los genéricos es un reto serio para las farmacéuticas. ¿Cómo hacen frente a esta cuestión?

Innovando. Es parte del juego que, una vez haya pasado tu tiempo de protección de patente, tus ventas caigan. Es un trato justo con la sociedad. Dicho esto, la única manera de enfrentar esta situación es sacar nuevos productos y la industria tiene que estar constantemente renovando su cartera de producto.

¿Descarta por lo tanto abrir su propia rama de genéricos, como han hecho otras rivales?

Desde luego. Nuestro único interés son los productos farmacéuticos y de diagnóstico. No estamos interesados en diversificar en otras áreas. Creemos que veremos grandes avances científicos para tratar más y mejor las enfermedades y queremos participar en esto y ser los más innovadores.

Mercados emergentes y reforma sanitaria

El consejero delegado de Roche ha valorado la importancia de los mercados emergentes para su negocio. "No sé por qué se siguen llamando emergentes si para Roche ya han emergido", afirmó el primer ejecutivo en la presentación de los resultados, haciendo referencia a que ya suponen el 25% de los ingresos de la compañía. En este sentido, Schwan aseguró que "la compañía está haciendo mucho esfuerzo en invertir en países como China y Brasil. Ya no sólo hacemos labor comercial o actividades de producción allí sino que estamos abriendo centros de investigación en estos países. Hemos cambiado nuestra política con respecto a estos países añadiendo más I+D". "Hay sitio para crecer más allá de EE UU", afirmó, pero no debía referirse a Europa. El consejero evitó referirse a sus previsiones de crecimiento a medio plazo para el mercado europeo, pese a ser preguntado directamente por ello. Respecto de la reforma sanitaria que se está gestando en EE UU y si incrementará la presión en los precios de los fármacos en un mercado que supone el 40% de sus ingresos, Schwan aseguró que habrá que estimar "el balance neto que surge de más presión en los precios pero acceso de más pacientes al sistema y a los medicamentos". Aun así, estimó que "en los tratamientos muy específicos habrá menos presión que en los más genéricos".