Por defectos del acelerador

Peugeot Citroën llama a revisión a 97.000 vehículos en Europa

Los posibles defectos del acelerador de ciertos modelos de Toyota siguen salpicando a la industria del motor europea. Ayer, el grupo automovilístico francés PSA Peugeot Citroën anunció que llamará a revisión "preventiva" a 97.000 vehículos de los modelos Peugeot 107 y Citroën C1 que circulan en Europa.

Estas precauciones se refieren a algunas versiones de esos dos modelos, fabricados en la planta conjunta con el grupo japonés Toyota de Kolin, en la República Checa, según explicó la compañía francesa, que no ofreció cifras de cuánto le costará esta operación.

Se trata de un "llamamiento preventivo" que se vincula con la masiva revisión que ha puesto en marcha Toyota también por la cuestión del pedal del acelerador de sus vehículos, y que afecta a unos 1,8 millones de unidades en Europa por ocho modelos, a los que se añaden unos 5,5 millones en Norteamérica.

PSA PEUGEOT CITROEN 17,60 0,57%

Este fallo es similar al detectado por Toyota en ocho modelos de su marca, entre ellos el urbano Aygo, que se fabrica conjuntamente con los dos modelos ahora implicados del grupo francés. Afecta a una treintena de países europeos, donde se adquirieron coches fabricados en Kolin entre el inicio de la producción de dichos modelos a mediados de 2005 y mediados del pasado año.

2.000 coches en España

En España se revisarán 1.400 unidades del modelo Peugeot 107 y a cerca de 700 del Citroën. El chequeo será gratuito. Peugeot comenzó ayer a enviar las cartas a los clientes implicados.

Un portavoz de la compañía francesa señaló a Efe que la campaña será "idéntica" a la de Toyota, pero también que "no tenemos incidencias" constatadas de conductores a los que se les haya bloqueado el acelerador, como ha ocurrido con usuarios de algunos Toyota en Norteamérica, sino "sólo algunos clientes" que se han quejado del pedal.

La compañía francesa subrayó que su operación preventiva afecta a "menos del 10%" de los Peugeot 107 y Citroën C1 en circulación en Europa.

Problemas con el acelerador

El fallo detectado por Toyota es que ciertas piezas en el acelerador de determinados modelos tienden a recalentarse, lo que puede provocar que el pedal se quede atascado y no retorne a su posición inicial.

Sin embargo, la compañía ha intentado tranquilizar a sus clientes. El presidente de Toyota Motor Europe, Tadashi Arashima, afirmó la pasada semana que este defecto del acelerador, que en ocasiones se queda enganchado, "sólo ocurre en situaciones muy raras".

Asimismo, añadió que la medida de revisar aquellos coches que puedan estar afectados es sólo preventiva y tiene el objetivo de garantizar la calidad de todos los vehículos de la marca en circulación.