No son sostenibles para la Seguridad Social

PSOE, PP, CiU e IU avisan a bancos y cajas: "No más prejubilaciones"

La consolidación pendiente del sistema financiero no podrá hacerse a costa de la Seguridad Social. Esta es la advertencia que esta mañana han lanzado a bancos y cajas el PSOE, el PP, CiU e Izquierda Unida, formaciones que comparten la necesidad de poner coto a las prejubilaciones en el sector.

La diputada socialista Isabel López y Chamosa, portavoz de su partido en el Pacto de Toledo, lo tiene claro: "Uno de nuestros objetivos es frenar las prejubilaciones porque no es sostenible que los bancos y las grandes empresas dejen fuera del mercado de trabajo a gente en el entorno de los 50 años. Hay que evitar ese abuso a costa de la Seguridad Social". La diputada es partidaria, no obstante, de crear una red de protección para aquellos trabajadores de las pequeñas y medianas empresas que con esta edad se queden en el paro y tengan dificultades para encontrar trabajo.

Durante un desayuno organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), el portavoz del PP en la Comisión del Pacto de Toledo, Tomás Burgos, ha esgrimido argumentos similares a los del PSOE. "España no se puede permitir la expulsión de tantos trabajadores en edad tan temprana. Hay que frenar este tipo de prejubilaciones porque el sistema no da más de sí". Burgos anticipa un panorama preocupante para la Seguridad Social pues, además de haberse perdido 1,7 millones de cotizantes, hay tres millones de parados "a los que se les acabará el subsidio" y tendrán problemas para reincorporarse al mercado laboral. "Entonces será cuanto el sistema esté sometido a una presión extraordinaria y el panorama para la Seguridad Social será muy preocupante", dijo.

A juicio del portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, bancos y cajas de ahorro no pueden contar con las prejubilaciones como elemento para reestructurar el sistema financiero "porque la Seguridad Social no puede seguir siendo la pagana". Los nacionalistas catalanes están en desacuerdo con la propuesta del Gobierno de elevar el referente legal para las prejubilaciones de los 52 a los 58 años, pues son favorables a incentivar lo más posible la prolongación de la vida laboral permitiendo, incluso, el cobro de la pensión y el trabajo a tiempo parcial.

Izquierda Unida, a través de Gaspar Llamazares, emitió también el siguiente aviso a bancos y cajas: "Es escandaloso que la Seguridad Social corra con las prejubilaciones en estos casos y en el de las empresas con beneficios. No se puede reestructurar el sistema financiero ni las empresas que son rentables a costa de los trabajadores".

PP, CiU e IU han pedido al Gobierno que retire su propuesta de ampliar la edad legal de jubilación hasta los 67 años porque de lo contrario, han advertido, no será posible pactar la reforma de las pensiones en el Pacto de Toledo.