Vende a Betbull su 49% de Winners

Bwin reestructura su negocio español de apuestas deportivas

El negocio de las apuestas deportivas en España sigue sin asentarse. Bwin ha vendido su 49% en Winners, su enseña de apuestas en Madrid, a su socio Betbull. A cambio se ha convertido en el principal accionista de su socio y competidor en la red. La compañía también ha frenado sus planes de expansión a la espera de que nuevas comunidades regulen esta actividad.

Bwin reestructura su negocio español de apuestas deportivas
Bwin reestructura su negocio español de apuestas deportivas

Las apuestas deportivas a pie de calle nacieron como un negocio de futuro que en pocos años iba a asemejarse a las tradicionales casas de apuestas del Reino Unido. Sin embargo, casi dos años después de que se pusieran en funcionamiento en la Comunidad de Madrid, las empresas que operan esta actividad han iniciado un proceso de reestructuración y de intercambio de fichas.

Y uno de los cambios afecta al patrocinador de las camisetas del Real Madrid. La firma austriaca de juego online Bwin ha decidido reorganizar el esquema accionarial de Winners, la enseña en la que hasta ahora compartía propiedad con Betbull, otra casa de apuesta en la red que tiene su sede en Londres.

Su participada en Madrid era el primer -y hasta ahora único- paso de Bwin en el negocio de las apuestas deportivas físicas. Pero acaba de dejar de serlo. Los dos accionistas de Winners acordaron a finales del pasa do año traspasar el 49% del capital en manos de Bwin a su socio londinense, a cambio se ha hecho con más de un millón de títulos de Betbull, que se convierte en el único propietario de Winners.

Pero la operación entre las dos compañías de apuestas va más allá. El acuerdo también ha conllevado la conversión de un préstamo de 2,5 millones de euros que concedió Bwin a su socio en noviembre de 2007 en más de 1,2 millones de acciones de Betbull. De esta manera, la reorganización de la firma de apuestas deportivas en España ha convertido a Bwin en el principal accionista de su competidor, con una participación que ronda el 37% del capital.

El director de explotación de Winners, Ignacio Suárez asegura que la capitalización del crédito y el intercambio de acciones tan sólo constituye una reorganización. En este sentido, apunta que estos últimos movimientos no van a suponer un cambio radical en la estrategia de Winners, a pesar de que suponga el abandono de Bwin de su aventura en el negocio de las apuestas físicas para centrarse exclusivamente en la red.

El director de explotación de Winners asegura que el plan de aperturas de nuevos locales sigue adelante, aunque asume que éste es mucho menos ambicioso de lo que pretendía ser en un principio. Actualmente, Winners tiene operativos en Madrid seis puntos de venta a los que se sumarán otros dos durante el mes de febrero. Cuando anunció su entrada en esta actividad, a finales de 2008, Winners preveía abrir unos 120 establecimientos. Ignacio Suárez atribuye este retraso a las dificultades para conseguir licencias de juego para nuevos establecimientos y a no entrar en bingos o casinos ya existentes como hacen otros competidores. Además, apunta que el negocio de las apuestas deportivas podría experimentar un relevante crecimiento a corto plazo, ya que Ceuta, La Rioja y la Comunidad Valenciana, previsiblemente, regularán las apuestas deportivas antes de que concluya 2011. De ser así, Winners podría pedir licencia para entrar en ellas.

Una actividad en proceso de concentración

Puede ser un negocio joven, pero no es ni mucho menos una actividad consolidada. En España, las apuestas (tanto físicas como online) están a la espera de que el Gobierno dé luz verde a la nueva Ley del Juego que regulará con meses de retraso la actividad en la red. La ley estará lista previsiblemente antes del verano y, una vez se desarrolle su reglamento, permitirá que un gran número de operadores de apuestas a través de internet se lancen a instalar sedes en España, con el consiguiente beneficio para la Hacienda pública.

Mientras, uno de los principales operadores de apuestas físicas, Codere, ha pagado un euro a su socio William Hill para adquirir su 50% en Victoria. Sin embargo, la empresa de la familia Martínez Sampedro no descarta encontrar un nuevo socio que le acompañe en un negocio que aún no ha cumplido dos años de vida y que sólo está presente en Madrid y el País Vasco. Fuera de España, uno de los grandes del sector, Bwin, estudia fusionarse con una de las principales plataformas de póquer online, el portal PartyGaming. Mientras, la firma británica Betfair planea su salida a Bolsa, que podría realizarse este mismo año.

La cifra: 37%

es el porcentaje de Betbull en manos de Bwin después de intercambiar las acciones de Winners.