Una de las mayores reservas mundiales de crudo

Moscú y Caracas crean un empresa mixta para extraer crudo en la Faja de Orinoco

Rusia y Venezuela firmaron hoy un convenio para crear una empresa mixta y extraer petróleo del Bloque Junín 6, en la Faja Petrolífera del Orinoco, una de las mayores reservas mundiales de crudo.

El acuerdo fue suscrito en el curso de una reunión del jefe del Gobierno ruso, Vladímir Putin, y el ministro de Energía y presidente de la compañía estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), Rafael Ramírez, quienes ultimaron las condiciones de la operación.

Firmaron el convenio Valeri Rusakov, el director general del Consorcio Nacional Petrolero (CNP), que agrupa a las mayores compañías energéticas rusas, y Pedro León, el director de la Corporación Petrolera de Venezuela, filial de PDVSA.

"Es el comienzo de un gran trabajo conjunto. Estamos seguros de que es labor se llevará a cabo acorde a los planes trazados y traerá dividendos tanto a nuestros amigos venezolanos como a los socios rusos", declaró Putin tras la ceremonia de suscripción.

Agregó que inmediatamente, tras la ratificación del convenio por el Parlamento de Venezuela, el consorcio de petroleras rusas estará listo para transferir a la parte venezolana el premio acordado de 600 millones de dólares, según la agencia RIA-Nóvosti.

El Consorcio Nacional Petrolero, creado en 2008 para extraer crudo en Venezuela, está integrado por las empresas rusas Rosneft, Lukoil, Gazpromneft, TNK-BP y Surgutneftegaz, y controlará el 40 por ciento de las acciones de la empresa mixta.

El CNP, cuyas inversiones en el Bloque Junin 6 el ministro ruso de Energía, Serguéi Shmatkó, estimó hoy en más de 10.000 millones de dólares, también espera participar en las licitaciones para la prospección de los bloques Carabobo 1, 2, 3 y 4.

Por otra parte, Putin anunció la disposición de Moscú de suministrar a Caracas plantas eléctricas móviles con turbinas a gas para hacer frente a los graves problemas que afronta el sector hidroeléctrico venezolano a causa de la actual sequía.

El dirigente ruso también informó de que con Ramírez se acordó además la firma de contratos para suministrar a Venezuela camiones y automóviles rusos y construir un centro para su mantenimiento en territorio del país latinoamericano.

Mientras, el viceprimer ministro ruso encargado de Energía, Ígor Sechin, corrigió al alza el pronóstico de inversiones en el Bloque Junin 6, que estimó en 20.000 millones de dólares o posiblemente incluso más.

Explicó que el proyecto está calculado para hasta 40 años, y que en una primera etapa de entre 7 y 10 años se requerirán inversiones por 12.000 millones de dólares, buena parte de las cuales se amortizarán durante ese plazo.

"Desde luego, no descartamos el mercado de Estados Unidos. Es el mercado situado más cerca (de Venezuela), lo que significa menos gastos de transporte. Donde paguen dinero, allí irá el crudo. Trataremos con respeto a cualquier cliente", aseguró Sechin.