Recabadas por los inspectores

Seguros defiende que la sanción a AMA se sustentó en pruebas de una mala gestión

El director general de Seguros, Ricardo Lozano, defendió hoy que el expediente sancionador abierto contra la aseguradora de los médicos AMA -que le acusa de prevaricación, falsedad documental y revelación de secretos- se sustentó en pruebas de una mala gestión, recabadas por los inspectores del organismo.

Durante su declaración como imputado ante el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, que duró casi dos horas, Lozano sostuvo que el expediente siguió los cauces habituales y se abrió por iniciativa de los inspectores de la Dirección General de Seguros (DGS), quienes decidieron también incorporar varios documentos de apoyo, que según AMA fueron sustraídos ilícitamente de sus archivos.

Según fuentes jurídicas, esos mismos argumentos dio el antiguo subdirector general de Inspección Juan Pablo del Olmo, también citado como imputado, que añadió que los documentos que apuntaban conductas irregulares en la gestión de AMA fueron recibidos vía fax y no aportados por la ex jefa del departamento de auditoría de la aseguradora, Rosa María Flores, como afirma la querella presentada por la compañía el pasado 8 de octubre.

AMA sostiene además que las sanciones e inhabilitación impuestas por la DGS a su ahora ex presidente Diego Murillo y a otros dos ex miembros del Consejo de Administración fueron acordadas a sabiendas de que eran injustas y se basaban en documentos "sustraídos" de sus archivos.

A raíz de la declaración de Lozano y Del Olmo, la compañía de seguros tiene previsto ampliar por segunda vez la querella para pedir la imputación de los inspectores que tramitaron el expediente sancionador, entre ellos, el firmante, Jorge Domínguez de María.