Petróleo

El Brent retrocede un 0,92% y cierra en 71,46 dólares

El precio del Brent mantuvo hoy en Londres su tendencia a la baja -cayó un 0,92 por ciento-, cerrando la tercera semana consecutiva de descensos a consecuencia de la escasa fuerza de la demanda mundial de crudo.

El barril de petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en marzo acabó hoy en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) en 71,46 dólares, 67 centavos menos que al término de la sesión anterior, cuando cerró en 72,13.

El mercado de futuros no logró animarse ni siquiera por los buenos datos procedentes de Estados Unidos, cuya economía experimentó el mayor repunte en más de seis años durante el último trimestre del 2009 al crecer a una tasa anual del 5,7 por ciento gracias en buena medida a los menores recortes de inventarios.

El dato superó las previsiones del consenso de analistas, que había anticipado un crecimiento del 4,5 por ciento para la recta final del ejercicio.

La cifra, que llega tras un crecimiento del 2,2 por ciento en el tercer trimestre del pasado año, supone además la señal más firme hasta la fecha de que la peor recesión de las últimas siete décadas ha tocado a su fin.

Pero los inversores parecieron fijarse más en los indicadores que apuntan que la demanda no termina de repuntar en mercados como el de Japón y el de Estados Unidos, donde aumentaron las reservas.

La demanda de petróleo en EEUU se redujo en un 2 por ciento en las últimas cuatro semanas con respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que los datos sobre importación de crudo en Japón indicaron un retroceso del 2,6 por ciento en diciembre y los de venta de gasolina una caída del 2,4 por ciento.

En el clima de precaución también pesaron los movimientos de las autoridades chinas para controlar el crédito, lo que despierta inquietud sobre la recuperación del crecimiento y la demanda.

Además, los expertos pronostican que los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) calibran la posibilidad de aumentar sus exportaciones, lo que tendría un impacto bajista en el precio del crudo en los mercados.

Los precios del crudo también han sentido los efectos de un dólar más fuerte, ya que la divisa estadounidense, en la que se negocian las materias primas, marcó su nivel más alto frente al euro de los últimos seis meses.