Análisis de valores

Provisiones con efecto bumerán en BBVA

El esfuerzo en saneamientos pesará a corto plazo sobre el valor

El mensaje lanzado por BBVA en su presentación de resultados amenaza con volverse en contra de la cotización en el corto plazo. El banco ha sacrificado los beneficios del cuarto trimestre -han sido sólo 31 millones de euros- para realizar cuantiosas provisiones voluntarias con las que anticipar futuras entradas en mora de su cartera crediticia. En concreto, ha contabilizado como dudosos sin serlo 1.817 millones de euros en España y otros 644 millones de euros en EE UU.

Pero la primera reacción del mercado no parece bendecir esta decisión de poner el contador de la morosidad a cero, como si lo peor de la crisis quedara atrás. Antes al contrario, los inversores llegan a sospechar que puede ser anticipo de nuevas provisiones por insolvencias a lo largo del presente ejercicio, en respuesta más bien a unas mayores exigencias por parte del Banco de España.

"Nos hace dudar de si se tratará de un elemento puntual o de si existirán segundas partes en términos de saneamientos de carteras, principalmente de promotores", señalan en Inverseguros. Según Nomura, que ayer recortó ligeramente el precio objetivo del banco de 15,5 a 15 euros por acción, a pesar de que el equipo gestor defiende las elevadas provisiones como una medida con la que anticiparse al alza de la morosidad, "el mercado verá en ello el reconocimiento de las actuales condiciones y apreciará todavía un riesgo de deterioro de la calidad de los activos en España en 2010".

BBVA 4,41 -0,11%

La valoración de Credit Suisse es mucho más contundente y después de calificar los resultados de BBVA en 2009 como decepcionantes, afirma que las provisiones realizadas por el banco no son extraordinarias. "Los saneamientos crediticios son la consecuencia del deterioro de la cartera crediticia y pensamos que es probable que haya nuevos saneamientos en el futuro". La firma suiza apunta que las provisiones realizadas en el negocio promotor en España, por 1.014 millones de euros, previenen por una pérdida de esperada de 917 millones de euros. "Esa estimación asume una expectativa de pérdidas del 5% en el crédito a promotores que, en nuestra opinión, es insuficiente con toda probabilidad, a la vista de las actuales condiciones de mercado", añade Credit Suisse.

Y Oddo Securities, que mantiene su recomendación de comprar para BBVA pero rebaja el precio objetivo de 14,7 a 14 euros, reconoce que resulta difícil saber si el equipo gestor ha decidido elevar las provisiones aprovechando la fortaleza del resultado operativo del grupo o si "simplemente, ha subestimado problemas en los trimestres anteriores". Por su parte, Société Générale ha recortado de forma drástica su valoración de BBVA de 15 a 13 euros por acción.

Tras recibir el miércoles los resultados con una caída del 6,36%, el valor perdió ayer otro 2,57%, hasta abandonar los 11 euros por acción, una cota sobre la que permanecía desde finales de julio. Santander cayó otro 1,86%.

"Una caída sostenida en Bolsa sería un punto de entrada en el valor", es la lectura positiva de Nomura que, a pesar de la reacción negativa del mercado, sostiene que BBVA mantiene intactos numerosos aspectos positivos que justifican su recomendación de compra, como la oportunidad de crecimiento en volúmenes y beneficio que ofrecen las áreas de Estados Unidos y México, capaces de compensar las dificultades en España, y los buenos ratios de capitalización, con un core capital del 8%.

JP Morgan y Espírito Santo han reiterado su recomendación de compra de acciones de BBVA, mayoritaria en el consenso de analistas con el 54,5% del total, según Bloomberg. Para JP Morgan, el beneficio sin contar con las provisiones está en línea con las expectativas, los ratios de capital permanecen sólidos y no hay riesgo de rebaja de previsiones. "Sugerimos entrar en el valor si el mercado reacciona en exceso", añade la firma estadounidense.

La compañía

Provisiones. En conjunto han sido por 6.572 millones de euros en 2009, de los que 1.441 son saneamientos adicionales en España, EE UU y México.

Beneficios. Han descendido el 16,1% en el año. Sin el efecto de los atípicos, como los saneamientos y la dotación del fondo de comercio en EE UU, la caída sería del 2,8%.

Morosidad. La tasa de morosidad ha aumentado durante el pasado ejercicio del 2,3% al 4,3%.