Para fortalecer su posición en la banca privada alemana

La CE autoriza a Deutsche Bank comprar la entidad Sal. Oppenheim

La Comisión Europea (CE) autorizó hoy a Deutsche Bank a adquirir el grupo de servicios financieros alemán Sal. Oppenheim, tras considerar que la operación no afecta de forma negativa a la competencia.

Deutsche Bank es el primer banco alemán en activos, mientras que Sal. Oppenheim es un grupo de servicios dedicado especialmente a la gestión de bienes de personas acaudaladas e inversores institucionales.

El análisis de la operación que realizaron los servicios de la CE encontró algunos solapamientos horizontales entre ambas entidades en el mercado alemán, pero de alcance muy limitado, de forma que la entidad resultante continuará afrontando una fuerte competencia, explicó la Comisión en un comunicado.

Deutsche Bank acordó a finales de octubre pasado la compra del 100% de Sal. Oppenheim, por un montante de 1.000 millones de euros para fortalecer su posición en la banca privada alemana.