Hoy se cierra el plazo

Doce pueblos presentan candidaturas para albergar el almacén nuclear

Un total de doce pueblos han presentado ante el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio candidaturas a albergar el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, indicaron a Europa Press fuentes del sector.

Las fuentes señalan que con estas solicitudes se cerrará hoy el plazo para que los ayuntamientos se postulen como candidatos a albergar el complejo y consideran que el interés despertado por el ATC se debe en parte a un efecto llamada que ha aumentado el interés de los municipios conforme iban apareciendo los primeros candidatos, por lo que entienden que, de prolongarse el plazo de aceptación, se habrían recibido más candidaturas.

Además, indican que, de la docena de ayuntamientos interesados, una parte importante corresponde a localidades cercanas a centrales nucleares, lo que muestra que en estas áreas esta fuente de energía se percibe como segura.

El Gobierno admitirá todas las candidaturas a albergar el ATC de residuos nucleares de alta actividad que los ayuntamientos registren públicamente hasta "hoy incluido", aunque llegue al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, unos días más tarde, y prevé anunciar su emplazamiento definitivo a finales de primavera o principios del verano.

"Si lleva fecha de 29 de enero hay que admitirlo", aseguraron hoy a Europa Press fuentes de este Ministerio, que señalan que "previsiblemente" y en función de "las circunstancias, la idea" es que se pueda conocer el emplazamiento en junio, "quizá la segunda quincena o a principios de julio".

Así, explicaron que, dependiendo del número de solicitudes que lleguen al departamento que dirige Miguel Sebastián, el proceso se demorará "más o menos" tiempo. En todo caso, según la orden ministerial y las intenciones del Ejecutivo, la lista provisional para acoger el ATC se publicará "antes de un mes" y el listado definitivo de admitidos y excluidos "podría estar en torno a finales de febrero o principios de marzo".

Posteriormente, se abrirá un periodo de diez días para trámites de reclamaciones, al que podrán acceder sólo quienes se hayan presentado candidatos, es decir, los Ayuntamientos, "por si hubiera algún error". Una vez pasado este periodo, saldrá la comunicación definitiva de cuáles son las zonas excluidas.

Precisamente, será en ese momento cuando se inicie un proceso de 20 días hábiles de información pública y de presentación de alegaciones por parte de "todas las partes interesadas", por lo que en ese periodo cualquiera podría exponer su oposición al almacén de residuos nucleares de alta actividad.

Una vez analizadas todas las alegaciones, seguirá una comunicación definitiva de las excluidas y los admitidos deberán presentar los terrenos que, igualmente, deberán ser estudiados. Finalmente, la Comisión Interministerial creada al efecto deberá elaborar un informe y la propuesta del Gobierno deberá ser elevada al Consejo de Ministros para su aprobación.

El proceso podría alargarse

En este proceso, existen, según estas fuentes, plazos susceptibles de alargarse "un poco" en función del número de alegaciones, del tiempo que se tarde en analizarlas, de la cantidad de terrenos que se presenten y la valoración de cada uno de ellos, de cara al futuro emplazamiento del ATC. "No es lo mismo analizar terrenos de cuatro candidatos que de ocho o diez que puedan estar en la lista definitiva", reflexionaron.

Sin embargo, una vez tomada la decisión definitiva, hasta que comience la construcción del futuro almacén, el proyecto candidato deberá someterse a otros trámites, como una declaración de impacto ambiental, que le corresponde realizar al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) o un informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

El futuro ATC es una instalación industrial que albergará el combustible gastado por los diez reactores nucleares españoles (dos de ellos clausurados) y un centro tecnológico para investigación y experimentación. Allí se guardarán en seco y durante 60 años, el combustible gastado y los residuos vitrificados de alta actividad. La estructura integral ocupará aproximadamente 283 metros de largo, 78 de ancho y 26 de alto, para lo que necesitará una superficie de unas 13 hectáreas.

Asimismo, la caracterización y preparación del terreno y la construcción de un primer edifico de almacenamiento del ATC y la construcción de un centro tecnológico podría durar unos cinco años, después de los cuales se elevará un segundo edificio de almacenamiento que estará listo seis años después del inicio de explotación de la infraestructura. Por último, una tercera etapa prevé la construcción del tercer edificio de almacenamiento que estará concluido catorce años después del inicio de las operaciones del ATC.

Para todo ello, se prevé una inversión total de 700 millones de euros y, además, el municipio que lo albergue recibiría 2,4 millones de euros anuales del Estado, ya que la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (ENRESA) entregará un total de 6 millones de euros anuales que se dividirán de la siguiente forma: un 40 por ciento para el municipio (2,4 millones) y un 60 por ciento (3,6 millones de euros) para el resto de municipios del entorno, es decir, aquellos que se encuentren en el área nuclear que comprende doce kilómetros a la redonda de la ubicación final del ATC.

Igualmente, en concepto de cofinanciación, los ayuntamientos podrán contar con hasta otros 1,8 millones euros si el municipio presenta un proyecto que implique el desarrollo local de la zona. En este caso, de cada euro que ponga el municipio, Enresa pondrá otro hasta el máximo del 30% del proyecto.

Torrubia de Soria y Santervás de Campos aprueban la candidatura

Las localidades de Torrubia de Soria y Santervás de Campos (Valladolid) han aprobado la candidatura para albergar el almacén nuclear.

El municipio de Santervás, de 140 habitantes, está situado a 84 kilómetros de Valladolid y a 12 de la línea férrea Venta de Baños-León, en una zona de muy baja densidad de población. En esta localidad nació Juan Ponce de León, descubridor de Puerto Rico y adelantado de la Florida.

Por su parte, Torrubia está situada a 37 kilómetros de la capital soriana, en la comarca de Somontano del Moncayo en dirección a Calatayud (Zaragoza), y es el pueblo donde nació Casta, la esposa de del poeta Gustavo Adolfo Bécquer. Ayer, Zarra, una población valenciana de 545 habitantes en la comarca valenciana de Ayora-Cofrentes, ha acordado solicitar su candidatura para albergar el ATC. Estas localidades se suman a las que ya habían aprobado su candidatura: Yebra (Guadalajara), Ascó (Tarragona), Villar de Cañas (Cuenca) y Melgar de Arriba (Valladolid).