El Gobierno repartirá el esfuerzo con las comunidades

El plan de austeridad recortará inversiones y gasto corriente

El plan de austeridad en la administración pública que será estudiado hoy en Consejo de Ministros se centrará en un recorte tanto de inversiones como de gasto corriente hasta 2013.

El documento que lleva hoy la vicepresidenta económica, Elena Salgado, al Consejo de Ministros. pretende un recorte importante del gasto público, de forma que se pueda cumplir el objetivo de reducir el déficit del conjunto de las administraciones públicas al 3% del PIB, entre 2012 y 2013.

El plan que ha estado estudiando el Ministerio de Economía en las últimas semanas pasa por un ajuste presupuestario plurianual del entorno de 50.000 millones de euros para los próximos años. Los principales recortes se efectuarían en los capítulos I y II del presupuesto, que tienen que ver con el gasto corriente y con las inversiones futuras, sin que afecte a otras como desempleo, pensiones, educación o I+D.

Salgado pretende también una reorganización de algunas áreas de la administración para ahorrar costes, algo que se extenderá también a la oferta pública de empleo de próximos ejercicios. Además, el Gobierno desea que este esfuerzo de austeridad sea compartido por las comunidades autónomas. Salgado tiene la intención de plantear este "recorte" solidario a los gobiernos regionales, a través del Consejo de Política Fiscal y Financiera, según indican fuentes de la administración. El argumento que esgrime Economía es que las autonomías ya cuentan con un porcentaje del gasto público equiparable al del Estado central, una vez que se ponga en marcha el nuevo modelo de financiación autonómica.

El ajuste en el gasto para atajar el déficit (en 2009 habrá superado el 10% del PIB) es un asunto que el Gobierno desea utilizar como arma política frente a quien ve despilfarro en la gestión de Rodríguez Zapatero. Además, servirá, según Economía, para calmar los mercados de deuda. La prima de riesgo del bono español está siendo muy castigada, debido al alza del déficit fiscal.

CEOE pide finanzas públicas saneadas

Al recorte del gasto público se unió ayer también el presidente de la CEOE, que participó en una reunión de sindicatos y empresarios europeos con la Troika Social de la UE (ministros de Empleo de los tres países que ostentan la presidencia rotativa del Consejo europeo) en Barcelona. Gerardo Díaz Ferrán recalcó que la UE se encuentra en una "fase crítica" en términos de empleo, por lo que pidió estrategias "creíbles" para sanear las finanzas públicas, la contención de los costes no salariales y la modernización de los sistemas de protección social.

En su opinión, pese a que la recuperación es "provisional", es probable que la tasa de paro alcance un 10% en la UE a finales de año y que la media de los déficit públicos se sitúe en el 7%. Ante esta situación es "extremadamente importante" que los estados miembros "frenen" su crecimiento mediante el control del gasto público corriente, informa Efe. Además, es "urgente" impedir el paro de larga duración y favorecer el empleo mediante reformas estructurales, entre las que destacó la "modernización" de los niveles de protección laboral.