Obtuvo beneficios por 933,27 millones de euros

Boeing reduce su beneficio un 51% en 2009, pese a registrar ganancias en el último trimestre

Boeing cerró 2009 con un beneficio neto de 1.312 millones de dólares (unos 933,27 millones de euros), lo que supone una reducción del 51% en comparación con el ejercicio anterior, informó hoy el grupo aeronáutico estadounidense.

El presidente de Boeing, Jim McNerney, destacó el sólido rendimiento operativo de la compañía, que puso un buen broche final al ejercicio, con el primer vuelo del 787 Dreamler. En el último trimestre del año pasado, Boeing registró unas ganancias de 1.268 millones de dólares (902 millones de euros), frente a unas pérdidas de 86 millones de dólares (61,18 millones de euros) en el mismo período de 2008.

La multinacional explicó que pese al retroceso este resultado refleja el "sólido" rendimiento de todas sus divisiones y una "mejora significativa" durante el último trimestre del año pasado, con respecto al mismo periodo de 2008, que incluyó una "huelga laboral" y cargos para el programa 747.

La cifra de negocio de Boeing se situó en 68.281 millones de dólares el pasado año (48.589 millones de euros), lo que se traduce en una disminución del 12% en comparación con el ejercicio precedente. En el último trimestre, la facturación bajó un 42%, hasta los 17.937 millones de dólares (12.767 millones de euros).

THE BOEING COMPANY 367,46 0,61%

Para 2010, la empresa espera alcanzar unos ingresos de entre 64.000 y 66.000 millones de dólares (unos 45.500 y 47.000 millones de euros) y un beneficio de entre 3,70 dólares y 4 dólares por acción, teniendo en cuenta la reducción de la fabricación del modelo 777 y de sus programas de defensa de misiles, ante los riesgos de mercado. El beneficio por acción cayó el año pasado a los 1,84 dólares por acción, frente a los 3,58 dólares previstos, por el impacto de los programas 787 y 747.

"Si bien los desafíos son importantes, creo que tenemos las personas y los recursos que se necesitan para tener éxito", afirmó McNerney, quién apuntó como principales líneas de actuación para este año la certificación y entrega del 787 y del 747-8, además de mejorar la posición del aérea de Defensa, Espacio y Seguridad.

Confía en mejorar sus entregas

Por lo que respecta a las entregas, el objetivo de la corporación norteamericana es superar en 2011 las entregas previstas para este año, impulsadas principalmente por un incremento de sus estimaciones para los programas 787 y 747-8.

Boeing cerró 2009 con un total de 481 aparatos entregados en el área de aviación comercial, frente a los 375 pedidos satisfechos en el ejercicio pasado, cifra que supuso un 22% más en comparación con 2008.

La compañía confía en que la combinación de unas mayores estimaciones de entregas de los aviones 787 y 747-8, unida a sus planes de I+D+i y otros factores, le permitirán alcanzar un flujo de caja operativo superior a los 5.000 millones de dólares (más de 3.560 millones de euros) para 2011.