Negociación del convenio colectivo

Blanco amenaza con tomar "una decisión" si no hay avances con los controladores

El ministro de Fomento, José Blanco, amenazó hoy con tomar "una decisión" unilateral si no hay avances en la negociación del convenio colectivo con los controladores aéreos en las próximas semanas.

"Esto tiene fecha de caducidad y, si no mueven su posición en el sentido de abaratar los costes de navegación aérea para poder ser más competitivos y, en consecuencia, poder bajar las tasas, estaremos abocados a tomar una decisión", advirtió.

El ministro confía, sin embargo, en que "los próximos días sean determinantes a la hora de avanzar en un acuerdo". "Vamos a ver si hay voluntad por parte de los controladores para alcanzar un acuerdo", explicó.

Blanco hizo estas declaraciones desde la sede del Parlamento Europeo en Bruselas, a cuya Comisión de Transportes expuso las prioridades de la presidencia de turno española de la Unión Europea en este sector.

Al final de la comparecencia, el ministro aseguró en unas declaraciones que "la productividad de los controladores españoles es la más baja de la Unión Europea; los salarios son los más altos y, además, los controladores tienen la capacidad para gestionar su trabajo, cosa que no se da en ningún otro país de la UE".

Por este motivo, Blanco explicó su pretensión de armonizar la situación con el resto de la unión. "Lo que pretendo es que los controladores aéreos españoles desarrollen su actividad en los mismos parámetros del conjunto de la UE", aseveró.

AENA y la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) tienen abierta la negociación para el nuevo convenio colectivo -cuya fecha límite es el 30 de marzo-, dentro de la cual el Gobierno pretende corregir las deficiencias a las que dio lugar el anterior convenio, firmado en 1999 y que caducó en 2004.

Blanco pretende reducir el salario de los controladores aéreos hasta una media anual de 200.000 euros, lo que permitirá recortar las tasas de navegación aérea el 15%.