Crece la tensión entre los dos países

China advierte a EE UU que su crítica al ciberataque a Google daña sus relaciones

Crece la tensión entre EE UU y China tras el ciberataque sufrido por Google y otras 30 empresas estadounidenses en este país asiático. "EE UU ha criticado las políticas de China para administrar internet y ha insinuado que China restringe la libertad en la red (...) Esto es contrario a los hechos y daña las relaciones entre ambos países", aseguró este viernes en un comunicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Ma Zhaoxu.

La reacción china llega sólo un día después de que la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, denunciara la censura ejercida por el Gobierno chino en internet. Una protesta que se sumaba al envió de una carta de protesta a Pekín por el ataque chino a los servidores de Google y el resto de empresas afectadas.

Clinton, que este viernes fue respaldada por Obama, señaló un día antes que la "censura no debería ser aceptada por ninguna empresa del mundo, y que las estadounidenses debían mantener firmes sus principios". Además, pidió que las autoridades chinas investiguen los ciberataques recibidos por las compañías estadounidenses y que hagan públicos los resultados de la investigación.

GOOGLE 99,30 3,28%

Mientras, el periódico Global Times, vinculado al Diario del Pueblo, órgano oficial del PCCh, aseguró que "la campaña estadounidense por un flujo de información libre y sin censura en un internet sin restricciones es un intento disfrazado de imponer sus calores a otras culturas en el nombre de la democracia".

La crisis, lejos aplacarse con los días, ha colocado internet en la agenda política exterior de ambos países. Y es que, como decía en CincoDías este jueves Blas Simarro, responsable de Arquitectura de Seguridad de McAfee en España, "están creciendo el número de ciberataques con motivaciones políticas y esto está afectando a las relaciones internacionales". De hecho, Clinton comparó en sus palabras la censura en internet con el Muro de Berlín.

China, por su parte, ha insistido en que las empresas extranjeras de internet que respeten las leyes del país tienen luz verde para hacer negocios allí. No parece preocuparle mucho que Google pueda cumplir su amenaza de abandonar el mercado chino.

El buscador mejora sus cuentas

Al margen de esta crisis, Google registró unos ingresos de 6.670 millones de dólares en el cuarto trimestre, un 17% más que en el mismo periodo del pasado año. De igual forma, el beneficio se situó en 1.974 millones frente a los 382 millones del cuarto trimestre de 2008, periodo en el que Google decidió reducir el valor contable de activos como sus participaciones en AOL y Clearwire.

Pese a esta mejora, las cuentas de Google no fueron bien recibidas por los inversores. El viernes, sus títulos se dejaban un 5,6%. Eso sí, en 12 meses acumulan una subida próxima al 80%.