Informe de previsiones

S&P augura a la UE una recuperación gradual que en España llegará en 2011

"Los que esperan un rápido restablecimiento del ritmo de crecimiento en Europa tendrán que ser pacientes", cita el informe de previsiones que publicó el viernes la agencia de calificación Standard & Poor's (S&P). El documento defiende que la recuperación económica del continente seguirá siendo débil, experimentando crecimientos muy graduales, al menos, hasta mediados de 2011. El caso español, además, queda destacado como el más preocupante entre las grandes potencias europeas.

Tras una caída global del 4% del Producto Interior Bruto en 2009, la agencia estima que el crecimiento de la zona euro se limitará a un 1,2% durante el presente año, para alcanzar el 2% durante 2011. La previsión, sin embargo, es que España sea la única de las cinco grandes economías cuyo PIB mantenga evoluciones negativas durante el ejercicio actual. En concreto, el informe de S&P apunta a una caída del 0,6% a finales de este año, y marca un incremento positivo del 0,8% para el próximo.

La perspectiva no mejora en el ámbito de empleo, donde la agencia vaticina que el número de parados siga aumentando en 2010 en el conjunto de la Unión Europea. En este escenario, el desempleo en España alcanzará una tasa del 21% en los próximos meses, para comenzar a invertir la tendencia en 2011, cuando el país podría reducir el paro hasta el 19%.

La inflación es el único parámetro en el que España mantendrá niveles similares a los del resto de sus vecinos, según el informe, que calcula que el IPC marcará este año un aumento del 0,8%.