Hasta los 7.590 millones

El beneficio neto de General Electric cae un 38% en 2009, hasta 7.590 millones

La multinacional estadounidense General Electric obtuvo un beneficio neto atribuible en 2009 de 10.725 millones de dólares (7.590 millones de euros), un 38% menos que los 17.335 millones de dólares (12.269 millones de euros) de 2008, según informó la compañía en un comunicado.

La facturación de General Electric alcanzó los 156.783 millones de dólares (110.969 millones de euros) en 2009, lo que supone un 14% menos en comparación con los 182.515 millones de dólares (129.182 millones de euros) que logró en 2008.

En el cuarto trimestre del año, su beneficio neto atribuible fue de 2.940 millones de dólares (2.080 millones de euros), un 19% menos en comparación con los 3.647 millones de dólares (2.580 millones de euros) del mismo periodo de 2008. La facturación cayó un 10% en el cuarto trimestre, desde los 46.213 millones de dólares (36.208 millones de euros) hasta los 41.438 millones de dólares (29.329 millones de euros).

El presidente y consejero delegado de General Electrics, Jeff Immelt, destacó que el entorno "ha mejorado" y que ya se han visto algunas señales positivas a finales de 2009, pero aseguró que la compañía seguirá aún así "operando con disciplina". Además, destacó que han logrado nuevas alianzas globales importantes con Commercial Aircraft Corporation of China y China Aviation Industry Corporation, entre otras.

Immelt recalcó que, en un entorno económico difícil, General Electric llevó a cabo en 2009 una serie de acciones que mejoraron su posición y le permiten ahora "estar mejor situada para crecer en el futuro". "Hemos reposicionado el capital de GE para que este más seguro y centrado. Hemos reducido nuestra base de coste y simplificado nuestra cartera. Estamos posicionados para ganar en este entorno", aseguró.

En este sentido, destacó el buen comportamiento del capital financiero en "un entorno difícil" y recalcó que todos los segmentos de la compañía lograron beneficios en el cuarto trimestre excepto 'Commercial Real Estate', que continúa operando "en un ambiente complicado".